Secretos para sentirte siempre fresca

superpop-belleza-siempre-fresca

 

Con esta calda, ¿a quién no le raya el tema del sudor? ¡Pues a ti no! Porque te soplamos los mejores trucos para sentirte siempre ¡súper fresca!

 

La alimentación, ¡tu aliada!

•Bebe mucha agua: Facilitarás un montón la transpiración, sintiéndote más fresca ¡y te ayudará a soportar el calorro!
•Frutas y verduras ¡por un tubo! Contienen mogollón de agua, con lo que ayudan a que nuestro organismo expulse las toxinas del body de una forma más «limpia». Está demostrado que abusar de dulces, embutidos y especias como el ajo hace que el olor corporal sea más fuerte.

 

Las axilas, ¡a raya!

•¡Perfúmate! Sin duda, tu mejor aliado contra el sudor en esta zona es el desodorante. Puedes elegirlo en spray, roll-on, crema… Pilla el aroma que más te guste, pero cuando te compres un desodorante, asegúrate de que no contiene alcohol, ya que irrita mucho las axilas, ¿vale?
•¡Siempre después de la ducha! Si te sientes incómoda y quieres refrescarte, ¡no te pongas desodorante sobre la zona sudada! Sólo conseguirás una mezcla de olores nada agradable… Mejor, aplícate el desodorante tras la ducha y, si durante el día tienes una urgencia, ¡pásate una toallita!
•Trucos mix: Para que el efecto del desodorante te dure más tiempo, tras ducharte y secarte, pásate el secador por las axilas. ¡Lo notarás! También puedes probar a ponerte un poco de talco tras la ducha para que los poros se abran más lentamente.
•Depilación total: ¿Sabías que si te depilas las axilas transpiras mucho mejor y el olor se nota menos? ¡A depilarte! Con cera, mucho mejor. Pero la cuchilla también va genial, ¡a saco!

¡Súper fresca!

•¡Al loro con la ropa! Para que el calor no te haga sudar más de la cuenta, pasa de la ropa de lycra o tejidos artificiales, que evitan la transpiración. Convierte el algodón en tu aliado ¡e intenta llevar camisetas de tirantes! Aprovecha para llevar faldas ¡y sentirás menos sudor en muslos e ingles!
•Pies ¡sin olor a queso! Pasa de las deportivas con calcetines y aprovecha para llevar sandalias ¡y andar descalza por casa! Y si tienes problemillas de olor en los pies, prueba a sumergirlos en dos litros de agua tibia mezclados con medio litro de zumo de tomate durante veinte minutos. ¡E intenta caminar por la playa o por el cesped descalza y verás qué bien!
•Manos y cara: Si sudas en estas zonas, ¡alíate con el talco! ¡Lo más! También puedes frotarte con un cubito de hielo y una ramita de perejil. ¡Funciona! Y para la cara, el pelo recogido. ¡El pelo da calor!
•¡Refréscate! No dudes en meterte en el mar, la piscina o la ducha cuando el calor aprieta. ¡No sudarás y te sentirás más fresca que nunca!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?