¿Quieres que te bese? Tácticas para que desee hacerlo

superpop-chicos-besos
Te encanta ese chico y tú le molas mogollón a él. Estás loquita porque te bese pero no se decide. ¿Qué puedes hacer para dejárselo claro? Sigue al pie de la letra estos consejos y verás como tendrás miles de ¡besazos asegurados!

 

Labios súper hidratados. 100%… ¡EFECTIVO! Lleva contigo una barra de cacao para hidratarlos en cualquier momento del día. Es súper importante que tu boca resulte siempre muy apetitosa porque… ¡no sabes cuándo se decidirá a besarte! Para unos besos tope sabrosos, utiliza una barra labial con sabor a frutas. Las tienes de fresa, manzana, melocotón… Pensará que tus besos son ¡súper exóticos!

 

Señales que hablen por ti. DÉJASELO CLARO. ¡¡¡Al ataque!!! Díselo sin hablar mediante señales visuales que le trasmitan mensajes súper picantes. Por ejemplo, luce en tu camiseta un dibujo tipo «kiss» o «bésame». Seguro que, cuando te la vea puesta, se imaginará ¡fundido contigo en un mega beso! Pruébalo, verás como funciona.

 

Pelis súper románticas. LAS MEJORES ALIADAS. Para una tarde de cine o si alquiláis una peli de vídeo para verla en casa, escoge una mega historia de amor, de ésas en las que los besos inundan la pantalla. No podrá resistirse y seguro que pasa a la acción. Ya verás como, antes de que acabe la peli, ¡os estáis besando como los protas!

 

Juego de miradas. QUE SE FIJE EN TU BOCA. Si notas que te mira, haz que fije su atención en tu objetivo: ¡¡¡tus labios!!! Da igual si estáis  acompañados por la pandilla. Cuando estéis hablando, aprovecha para pasar muy dulcemente la barra de cacao por tus labios, muérdete los labios mientras lo escuchas o saborea una piruleta. Atacará… ¡fijo!

A punto para el primer beso

Para que vuestro primer beso sea inolvidable tienes que sentirte súper cómoda. Olvídate de todo lo demás y concéntrate sólo en tu chico. Vive ese momento ¡a tope! y pasa de compararlo con los besos de tus amigas. Si tú eres diferente a ellas, ¿por qué tienes que sentir lo mismo?

Renueva tu repertorio

• Beso devorador. ¿Por qué no pruebas en darle a tu chico entre beso y beso pequeños mordiscos en los labios? Flipará mogollón y empecerá a hacerte lo mismo. Una variante de esta modalidad consiste en morderle suavemente la lengua. Lo pasaréis ¡de alucine!
• Beso aventurero. En el maravilloso mundo del beso, no todo son los labios. Ve más allá y descubre nuevos horizontes. Por ejemplo, el cuello o la oreja. Empieza besándole tope suave y ves subiendo poco a poco el ritmo. Y si te apetece, ¡puedes acabar dándole a tu chico suaves mordisquitos!
• Beso juguetón. Tus dedos juegan un papel importantísimo en este beso. Olvídate por un momento de su boca y acaricia tope lento sus labios con la yema de tus dedos. ¡Se derretirá!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?