¡Habla de ellos sin que se enteren!

superpop-chicos-habla-de-ellos

 

Cuando los chicos están súper cerca y no puedes usar el móvil para enviar WhatsApps a tus amigas… ¡hay que hablar en clave! Y es que para que no pillen que habláis de ellos, mejor si os curráis ¡un «Dicciochicos» tope personal! ¡A salvo!

 

¡En el patio!

El chico que te gusta está buenísimo… ¡¡¡Y te vuelve loca!!! Cuando se pone a jugar a fútbol en el patio está tan sexy que ¡no paras de echarle el ojo! ¡Se te cae la baba! ¡Y tienes que comentarlo con tu mejor amiga! Pero, claro, pasas de que la peña de alrededor se quede con la historia y se lo puedan soplar a él…
El truco: Dadle nombres de frutas a los chicos… Por ejemplo: «¡Pero qué bueno está ese melocotón!».

 

¡En el comedor!

Estáis comiendo y ya casi vais por los postres… Como estás con mogollón de compañeros de clase, no puedes hablar con tu amiga de lo buenorro que está ¡aquel morenazo! ¡Y es que está tope cerca de ti! Tu amiga, que te ha pillado las miraditas que le echas, se ríe sin parar…
El truco: Azúcar… ¡moreno! —Ella: ¿Qué? ¿No te pones azúcar en el yogur? —Tú: Es que hoy me apetece más con azúcar «moreno»…

 

¡En el pasillo!

¡Quédate con su ropa! No, no te estamos diciendo que dejes a cuadros a los chicos de tu clase, sino que te fijes en el color de su ropa cada día y habléis de ellos como si hablárais de colores… ¡Fíjate en el ejemplo para chicos que vayan de blanco! ¡No se coscarán!
«¡Uauh! Me chifla el color «blanco»… Y encima huele tan a limpio… ¡Que alimenta!»

 

¡Leyendo en clase!

Te chifla su voz… ¡Y es que es tan sexy ! Cuando el profe le dice al chico que te flipa que lea en voz alta, ¡te brillan los ojos y te pones roja como un tomate de la emoción! Tu compi,  que te ha pillado, se empieza a reír y te pregunta por qué estás tan roja. Y tú le sueltas… «—Es que me estaba acordando de cuando cantaban los chicos de One Direction…».

 

En los lavabos

Tu mejor amiga y tú estáis en los lavabos… ¡Tienes que ponerla al día de lo que te pasó ayer con tu chico! ¡Estás tope emocionada ya que estuvo a punto de besarte! ¡Notición total! Pero justo en ese momento… ¡entra la cotilla de turno! ¡Y sabes que todo lo que escucha lo sopla a los cuatro vientos! ¡Qué pesada!
¡Tranqui! Aprovecháis vuestro diccio secret. Ahora tu chico se llama «Manu» y tú, «Lidia» ya que nadie en clase ¡se llama así!

 


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?