¡Consigue Matrícula de Honor en ligue!

 

Primera lección: tu reto

Antes de empezar con las demás lecciones del curso, debes tener claro cuál es tu objetivo. ¿OK? No le quites el ojo de encima y ¡ve a por él! Háblale, pídele los deberes, un boli, dónde se hace la siguiente clase, si ha visto a tu mejor amiga… ¡Inventa lo que sea! Cualquier excusa es buena si consigues charlar con él. ¡Atrévete sin miedo! Y que no se te olvide observarle, ¡ponle a prueba con tu mirada!

¡Las claves que no debes olvidar!

Sonríe: si cruzáis miradas o tonteáis lo más importante es que lo hagas con una sonrisa, de esas que no se noten forzadas, ya sabes, las que salen de tu cuore. Fíchale en tu WhatsApp para poder hablar con él y no olvides de seguirlo en Twitter o Facebook para estar al tanto de cualquier detalle. Y pídele de quedar algún día, para ver una peli, dar un paseo por el parque… ¡Cualquier plan!

 

Lección 2: ¡hay cita!

¡Bien! Si estás ya en la lección 2 es que la primera parte la has superado con un EXCELENTE. Así que ahora toca empollar para una de las más difíciles: superar una cita. Bien. Una cosa está clara si ha aceptado quedar es que le molas de verdad. Hay dos cosas importantes a tener en cuenta: el look y de lo que hablaréis. El look debe ser algo cómodo pero con un puntito sexy, así conseguirás ganar seguridad y confianza. Si a eso le sumamos tu simpatía, ¡el resultado es una cita ideal!

 

¿De qué hablamos?

Si te preocupa el no saber qué decir, tranqui. Porque nosotras te chivamos unos cuantos temas que te van a ayudar: alguna anécdota graciosa que ha pasado en clase, tus aficiones, pregúntale por las suyas, háblale sobre tu peli favorita… ¿OK?

 

¡Chuleta! La clave para sacar ¡matrícula!

•Tú puedes: Cualquier  chica que se lo proponga puede conseguir la matrícula de honor en la asignatura de LIGUE. Porque cuando se trata de chicos, fichajes, besos, citas… Lo que mejor funciona es la seguridad en una misma. Debes creer en ti, en que puedes conseguir lo que sea. Olvida la vergüenza y siéntete segura de ti misma.
•¡Desprende energía! A parte de sentirte bien contigo misma y de demostrar seguridad, otra clave fundamental es desprender energía positiva. ¿Cómo se consigue? Pues viendo siempre la parte positiva de las cosas, sintiendo que puedes con todo y por supuesto, con una sonrisa siempre en la cara. 🙂

 

Kiss me!

Y cuando llegue el momento de examen, o sea, el momentazo beso, querrá decir que tienes el excelente muy a tocar. Así que ¡toma nota!
• Acércate a él con cualquier excusa. Una caricia en la cara, que note que le quieres…
• Busca el contacto con él empezando por un piquito en la mejilla.
• Pasa de la mejilla a los labios, con pequeños besitos en su mejilla. ¡Y beso en los labios!

 

Besos de 10

Si con una matrícula y quieres dejar a tu fichaje K.O. con tus besos, ¡tenemos esta mini clase de grado superior!
• Beso apasionado: Para que quiera volver a repetir, plántale un beso que le pille absolutamente desprevenido, un beso con lengua que recuerde para siempre.
• Beso juguetón: Si ya lo tienes en el bote, y quieres hacerle sufrir un ratito… Mordisquea sus labios con carita sexy y cuando te vaya a besa, aparta tu cara. Hazlo un par de veces, suficiente para que le mole y no se canse de jugar. ¡Triunfo asegurado!
• Beso 10: Susúrrale a la oreja un piropo picante y dale un beso de película que os mantenga más de 30 segundos juntos. 😉


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?