Así son según sus manías

superpop-chicos-manias
Lo tienes súper calado, pero aún no lo sabes todo de él y te pierde la curiosidad. Tranqui, porque si un solo gesto de los suyos puede chivarte un montón de cosas, imagínate si lo repite tropecientas veces. ¿Preparada para sacar tu radar detecta-manías? Pues apunta, ¡espera y fíchalo!

•Si se muerde el labio… A tu chico le gusta moverse en la sombra. No le gusta acaparar la atención y no soporta dar la nota, pero, en cambio, es muy observador y siempre se piensa las cosas dos veces antes de hacerlas. Si vas a por él ¡tendrás que darle cuerda!

•Si siempre está mascando chicle… Tu chico es independiente,  muy seguro de sí mismo y a la hora de dar su opinión ¡no se anda por las ramas! Le chifla vacilarle a la peña, pero bajo ese aspecto de chico duro ¡se esconde un corazón sensible y divertido!

•Si se muerde las uñas… ¡Menudo peligro! A tu chico le gusta vivir intensamente cada momento del día y seguir su ritmo es una auténtica misión imposible. Es nervioso, lanzado y con las chicas ¡no le cuesta nada pasar a la acción ni dar el primer paso!

•Si muerde el boli o las patillas de sus gafas, tu chico tiene siempre mil cosas en la cabeza. Es mega impulsivo, un poco despistado y  súper amigo de sus amigos. Para él, ¡los colegas son lo más importante!

•Si siempre está canturreando… Tu bombón está relleno de ritmo. Tiene un gran sentido del humor, es mega ocurrente y juguetón y le encanta salir de fiesta y divertirse a tope. Nunca te ocultará nada, pero con él ¡aburrirse está prohibido!

•Y si se toca el lóbulo de la oreja… Síguele la pista de cerca porque, aunque es bastante tímido, esconde algo que no te esperas. Si le demuestras que puede confiar en ti, te abrirá las puertas de su corazón de par en par. Eso sí, en cuanto las cruces, no te lo quitarás de encima. Le cuesta enamorarse, pero  cuando por fin lo hace es apasionado, romántico ¡y se entrega a tope!

 

Con esas manitas

•Si suele hacer crujir los huesos de sus dedos… No va de chico duro, lo que ocurre es que pone tanta pasión en todo lo que hace que necesita tomar aire de vez en cuando para concentrarse de nuevo. Es perfeccionista, mega currante y, en el amor, ¡nunca da una chica por perdida!

•Si suele dar golpecitos en la mesa… Le cuesta concentrarse en una sola cosa ¡durante más de tres segundos! Es hiperactivo, le gusta vivir a tope y le chifla participar en todo y entregarse a tope. Encontrártelo en una discoteca ¡puede ser un peligro! Si su mirada se cruza con la tuya, caerás en sus redes fijo ¡y te volverá loca!

•Si se toca el pelo… Estás ante un corazón indomable. A tu chico no le gusta que le digan lo que tiene que hacer y prefiere tropezar de vez en cuando a no vivir mil experiencias por sí mismo. En el amor, fijo que lleva un carrerón agitadito, ¡pero es que está empeñado en dar con la chica de sus sueños!

•Si se frota los ojos o siempre se está toqueteando las cejas, cuidadín con él porque es un seductor nato. En cuanto le des un poco de cancha, pasará al ataque  y no te dará tregua. ¡Atrévete!

 

No puede vivir sin…

¿No le has pillado ningún movimiento sospechoso? ¿Nunca hace más de tres veces el mismo gesto? Pues apunta a sus objetos más personales y contrólalos unos segundos… ¡Fijo que descubres algo!

•¡Ojo con el móvil! ¿Se pasa el día jugueteando con su móvil, comprobando sus redes a cada segundo, o agarrándolo hasta por debajo del bolsillo? Tu chico es mega inquieto, sus amigos son lo primero para él y, aunque a primera vista no te lo parezca, es de los que saben guardar un secreto.

•¿Dónde están las llaves? Si lo pillas jugueteando con sus llaves… ¡no es que esté deseando llegar a casa! Tu chico es mega sensible, se toma las cosas súper en serio y siempre que acudas a él en busca de un consejo o para que te eche un cable, lo encontrarás mega dispuesto. ¡Pero no esperes que en el amor dé el primer paso, se corta cantidad!

•Si siempre tiene algo en la mano,  sea lo que sea, tu chico es mega deportista y súper activo, pero cuidadín porque ¡no es lo que aparenta! Con los colegas es el más enrollado y también el más loco, pero en cambio cuando el amor llama a su puerta, puede ser el chico más atento y detallista del mundo. ¡Se entrega a tope y sus besos… son los más apasionados y juguetones del universo!

 

¡Al loro con la «Look»-manía!

•Ficha sus gafas de sol: Si suele llevarlas siempre encima de la  cabeza, tu chico está más preocupado por su imagen de lo que parece. Estás ante un chico de lo más coqueto que sabe sacarse el mejor partido, es enrollado, flipa haciendo nuevos amigos y sabe disfrutar con lo mínimo. Si en cambio, lo pillas a menudo con las gafas colgadas del cuello, tu chico es todo un conquistador que se crece ante los obstáculos. Si le dices que no… ¡volverá a intentarlo! Y si las lleva colgadas con un cordón, cuidadín con él porque es decidido, sabe lo que quiere ¡y pasa de chorradas!

•Ficha sus complementos: Si lo pillas jugando a todas horas con su colgante, tu chico tiene un gran sentido del humor, es súper organizado y no le teme a nada ni a nadie. Si siempre está jugueteando con su pulsera, tiene muy claras sus prioridades y va con la verdad por delante.  Y si lo pillas poniéndose y sacándose el anillo una y otra vez… tu chico tiene algo en mente que aún no quiere compartir con nadie. Pero que fijo va a ser ¡una noticia bomba!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?