Un cojín ¡que también es un mando a distancia!


Nada mejor para este finde que un cojín que al mismo tiempo es un mando a distancia. ¡No te tienes ni que mover ni que hacer esfuerzos! Lo tiene todo… ¡Nuestro mayor sueño! Eso sí, tiene un pequeño peligro. Imagínate que estás viendo una peli súper romántica y vas y te apoyas en el cojín ¡y zas! Se cambia de canal y aparece un zombie… ¡Menudo susto!


3 comentarios


¿Y tú qué opinas?