Zac Efron. Irreconocible en «Cuando te encuentre»

superpop-noti_listado_fisicaoquimica-5

Una romántica y triste historia

En la peli, Zac se convierte en Logan, sargento de la Marina norteamericana, quien regresa a casa después de su tercera misión en Irak junto con la única cosa que considera que le mantiene vivo: una fotografía de una mujer a la que ni siquiera conoce. Logan cree que la fotografía le mantuvo a salvo, como si fuera un amuleto, cuando otros muchos no volvieron con vida. Una vez en casa, se decide a encontrar a la chica que aparece en la foto para darle las gracias, y para ello se lleva tan sólo su mochila y a su fiel perro, Zeus. Descubre que se llama Beth y dónde vive y decide presentarse en su casa, viajando desde Colorado hasta Nueva Orleans, y terminando incluso por aceptar un empleo en el criadero de perros de la familia de Beth, que es madre soltera de un hijo de 8 años llamado Ben. Aunque Logan es incapaz de decirle por qué estaba decidido a encontrarla, los dos se sienten mutuamente atraídos y, en última instancia, son la mejor cura el uno para el otro. A pesar de la desconfianza inicial y de los problemas que llenan la vida de Beth, surge un romance entre ellos, haciendo que Logan piense que Beth podría ser mucho más que su talismán de la buena suerte.

El poder del destino

¿A que tiene buena pinta? Pues no te puedes perder su estreno en cines el 25 de Mayo ya que «Cuando te encuentre» es todo un himno al amor… y al poder del destino. «Hay quienes creen que nos cruzamos los unos con los otros por azar, mientras que otras personas están convencidas de que todo es obra del destino. Sea como sea, si encuentras el amor, es que has tenido suerte», de eso va la peli. Zac se sintió inmediatamente atraído por la oportunidad de interpretar un papel tan diferente en su carrera, especialmente porque se trataba de un soldado. «”Cuando te encuentre” es una especie de historia de amor épica pero también está el hecho de dar vida a un soldado que regresa a casa con ese sentimiento de desconexión», confiesa Zac, que ha tenido que currar muy duro para meterse en el papel.

El gran cambio de Zac

Zac tuvo que transformarse física y emocionalmente para parecer, moverse y reaccionar como un marine que ha estado en una zona de guerra y ha visto mucha violencia y pérdidas. «Al principio, no estaba seguro de poder hacerlo», recuerda Zac, «pero me daba cuenta de que tenía la oportunidad de interpretar un papel muy diferente a todos los anteriores. Sabía que tendría que trabajar muy duro para convertirme en Logan, pero me sentía capaz». Su preparación para interpretar a un curtido marine incluyó un duro entrenamiento de varios meses de duración con el asesor militar James Dever, un brigada retirado que sirvió durante veinticinco años en los marines de los EE.UU., levantándose a las 3.30 de la mañana durante el rodaje para seguir entrenando. Y a eso hay que añadir un estricta dieta con la que ganó 9 kilos de músculo. Para completar su metamorfosis exterior, Efron se rapó su famoso cabello. Además, Zac habló con marines de verdad y así ver el combate a través de sus ojos. «Me enseñaron a moverme y a coger bien un arma, pero lo que más me afectó fue hablar con ellos y conocer sus historias. Resultaba fascinante escuchar sus experiencias de cómo había sido el regreso al hogar después de haber visto lo que ellos habían visto; me fue muy útil. Tenían mi edad, pero ellos son héroes de verdad. Así que fue una experiencia muy intensa, y yo estaba totalmente fuera de juego. Me di cuenta de que éste era el mayor reto al que me había enfrentado en mi carrera».
Además, el director decidió usar uniformes de marine auténticos en las escenas de Irak, y Zac no se opuso: «El equipo pesa unos 40 kilos con el casco. Y a eso hay que sumar una metralleta que resulta más difícil de maniobrar de lo que parece. Nos pasamos semanas haciendo ejercicios militares y practicando con armas. Un día, estaba rodando una escena romántica en un bote de remos con la prota, y al día siguiente llevaba una ametralladora y estaba vestido totalmente de camuflaje», confiesa Zac.

Y su amor por los perros…

Todo el mundo habla bien de Zac, pero los que sin duda lo recuerdan con más cariño son los perros que aparecen en la película. Y es que él se ha criado con perros. Durante el rodaje, Zac salía todas las mañanas con Boone y los perros antes de venir a rodar para aprender no sólo a estar con ellos, sino también para aprender a lavarlos y acicalarlos como hacen los profesionales. Hacía de todo y todo lo hacía con gusto». ¡Si es que es un crack! Enamórate aquí y ahora con el tráiler de esta maravillosa peli que no te puedes perder… ¡Qué ganas de que se estrene ya, ¿a que sí?!

Una romántica y triste historia

En la peli, Zac se convierte en Logan, sargento de la Marina norteamericana, quien regresa a casa después de su tercera misión en Irak junto con la única cosa que considera que le mantiene vivo: una fotografía de una mujer a la que ni siquiera conoce. Logan cree que la fotografía le mantuvo a salvo, como si fuera un amuleto, cuando otros muchos no volvieron con vida. Una vez en casa, se decide a encontrar a la chica que aparece en la foto para darle las gracias, y para ello se lleva tan sólo su mochila y a su fiel perro, Zeus. Descubre que se llama Beth y dónde vive y decide presentarse en su casa, viajando desde Colorado hasta Nueva Orleans, y terminando incluso por aceptar un empleo en el criadero de perros de la familia de Beth, que es madre soltera de un hijo de 8 años llamado Ben. Aunque Logan es incapaz de decirle por qué estaba decidido a encontrarla, los dos se sienten mutuamente atraídos y, en última instancia, son la mejor cura el uno para el otro. A pesar de la desconfianza inicial y de los problemas que llenan la vida de Beth, surge un romance entre ellos, haciendo que Logan piense que Beth podría ser mucho más que su talismán de la buena suerte.

El poder del destino

¿A que tiene buena pinta? Pues no te puedes perder su estreno en cines el 25 de Mayo ya que «Cuando te encuentre» es todo un himno al amor… y al poder del destino. «Hay quienes creen que nos cruzamos los unos con los otros por azar, mientras que otras personas están convencidas de que todo es obra del destino. Sea como sea, si encuentras el amor, es que has tenido suerte», de eso va la peli. Zac se sintió inmediatamente atraído por la oportunidad de interpretar un papel tan diferente en su carrera, especialmente porque se trataba de un soldado. «”Cuando te encuentre” es una especie de historia de amor épica pero también está el hecho de dar vida a un soldado que regresa a casa con ese sentimiento de desconexión», confiesa Zac, que ha tenido que currar muy duro para meterse en el papel.

El gran cambio de Zac

Zac tuvo que transformarse física y emocionalmente para parecer, moverse y reaccionar como un marine que ha estado en una zona de guerra y ha visto mucha violencia y pérdidas. «Al principio, no estaba seguro de poder hacerlo», recuerda Zac, «pero me daba cuenta de que tenía la oportunidad de interpretar un papel muy diferente a todos los anteriores. Sabía que tendría que trabajar muy duro para convertirme en Logan, pero me sentía capaz». Su preparación para interpretar a un curtido marine incluyó un duro entrenamiento de varios meses de duración con el asesor militar James Dever, un brigada retirado que sirvió durante veinticinco años en los marines de los EE.UU., levantándose a las 3.30 de la mañana durante el rodaje para seguir entrenando. Y a eso hay que añadir un estricta dieta con la que ganó 9 kilos de músculo. Para completar su metamorfosis exterior, Efron se rapó su famoso cabello. Además, Zac habló con marines de verdad y así ver el combate a través de sus ojos. «Me enseñaron a moverme y a coger bien un arma, pero lo que más me afectó fue hablar con ellos y conocer sus historias. Resultaba fascinante escuchar sus experiencias de cómo había sido el regreso al hogar después de haber visto lo que ellos habían visto; me fue muy útil. Tenían mi edad, pero ellos son héroes de verdad. Así que fue una experiencia muy intensa, y yo estaba totalmente fuera de juego. Me di cuenta de que éste era el mayor reto al que me había enfrentado en mi carrera».
Además, el director decidió usar uniformes de marine auténticos en las escenas de Irak, y Zac no se opuso: «El equipo pesa unos 40 kilos con el casco. Y a eso hay que sumar una metralleta que resulta más difícil de maniobrar de lo que parece. Nos pasamos semanas haciendo ejercicios militares y practicando con armas. Un día, estaba rodando una escena romántica en un bote de remos con la prota, y al día siguiente llevaba una ametralladora y estaba vestido totalmente de camuflaje», confiesa Zac.

Y su amor por los perros…

Todo el mundo habla bien de Zac, pero los que sin duda lo recuerdan con más cariño son los perros que aparecen en la película. Y es que él se ha criado con perros. Durante el rodaje, Zac salía todas las mañanas con Boone y los perros antes de venir a rodar para aprender no sólo a estar con ellos, sino también para aprender a lavarlos y acicalarlos como hacen los profesionales. Hacía de todo y todo lo hacía con gusto». ¡Si es que es un crack! Enamórate aquí y ahora con el tráiler de esta maravillosa peli que no te puedes perder… ¡Qué ganas de que se estrene ya, ¿a que sí?!
https://youtube.com/watch?v=PtljUCrGnhg


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?