Verdades y mentiras de las dietas

superpop-superpop-belleza-home-32
Que si el agua engorda, que si adelgaza, que si pasando del desayuno pierdes kilos, que los pierdes si te olvidas de la cena… Sobre las comidas y las dietas se dicen cantidad de cosas, pero ¡no todo es verdad!

BEBER MUCHA AGUA ADELGAZA: FALSO

Beber mucha agua ni adelgaza ni engorda, sino que su función es limpiar todo el organismo e hidratarte por dentro y por fuera, por eso es vital. De todas formas, beber unos 2 litros de agua al día puede ayudarte a sentirte llena y, por lo tanto, a no inflarte luego demasiado. Y al loro si tomas mucha en las comidas, porque diluye los jugos del estómago y, entonces, entorpece la digestión.

LOS ALIMENTOS INTEGRALES SON MEJORES: VERDADERO

Engordar, engordan lo mismo, lo bueno es que tienen más minerales y más fibra, por eso llenan más, hacen la digestión más fácilmente y los «expulsas» antes que los alimentos normales.

LAS SALSAS ENGORDAN: FALSO

La mayonesas, las hechas con harina, con nata o con queso… ésas sí engordan, pero hay salsas muy ligeras que ponen cantidad de sabor a los platos, por ejemplo las hechas con yogur natural desnatado o las de vinagre con hierbas aromáticas. ¡Échale imaginación!

COMER DESPACIO ADELGAZA: VERDADERO

Desde que empiezas a comer y hasta que tu cerebro recibe la señal de que el estómago está recibiendo alimentos pasan unos 20 minutos. Así que, cuanto más deprisa comas, más alimentos te entrarán en ese tiempo y, por lo tanto, más engordarás. ¡Tómate tu tiempo!

LO MEJOR PARA ADELGAZAR ES SALTARSE ALGUNA COMIDA: FALSO

Si te saltas una comida, a la siguiente estarás muerta de hambre y devorarás lo que se te ponga delante. Lo ideal es comer lo normal durante 5 veces al día: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena, así no pasas hambre y no comes de más.

LA FRUTA DESPUÉS DE LA COMIDA ENGORDA: FALSO

Ni antes, ni después, ni entre horas. La fruta es ideal para las dietas (menos la que tiene más azúcar, como la uva, el higo…) y, aunque aporta calorías, engorda mucho menos que un trozo de tarta, unas galletas o unos frutos secos. Eso sí, si comes la fruta media hora antes de comer, luego no devorarás tanto y va súper bien para hacer la digestión.

EL ACEITE NO HAY QUE PROBARLO: FALSO

El aceite de oliva es súper beneficioso para la salud, lo que pasa es que no se puede abusar de él, como ocurre con muchos alimentos, porque tiene calorías. Tres cucharadas al día no suponen nada.

LOS ALIMENTOS «LIGHT» ENGORDAN MENOS QUE LOS NORMALES: VERDADERO

Sí, pero no vale decir que «como las natillas son “light”, me puedo comer 4», porque entonces engordarás más que con las normales. Los alimentos «light» tienen menos calorías, menos azúcares y menos grasa, pero también hay que controlarlos.

LA COMIDA VEGETARIANA NO ENGORDA: FALSO

La comida vegetariana tiene cantidad de ventajas: aporta mucha fibra, muchas vitaminas frescas, pocas grasas y poco colesterol… Pero admite las salsas, los quesos, la bollería, los frutos secos, el azúcar, los aceites, las mantequillas… Así que no todo lo vegetal es ligero.

EL CHICLE QUITA EL HAMBRE: FALSO

Si piensas que tomándote un chicle engañas al estómago ¡te engañas a ti! Con el chicle aportas calorías vacías, aunque sea «light», te llenarás el estómago de aire y te dará más hambre.

LA SAL NO ES RECOMENDABLE: VERDADERO

Con la sal, ni se adelgaza ni se engorda, lo único que tiene es que, si se abusa de ella, retiene líquidos y eso ayuda a acumular grasas y a crear celulitis. Pero no hay que dejar de tomarla, sólo no pasarse con su consumo.

PARA ADELGAZAR HAY QUE PROHIBIR EL AZÚCAR: FALSO

La glucosa, es decir, el azúcar es súper necesario para el cerebro y los músculos. Echarse un poco de azúcar en la leche o beber un batido no es malo, lo malo es atiborrarse de chucherías y comer demasiados dulces… Si tomas demasiado azúcar, apuesta por la sacarina para no engordar.

¡Y ADEMÁS…!

»Si con una dieta adelgazas muy rápido, lo normal es que, cuando la dejes, recuperes los kilos mucho más rápido aún de lo que los has perdido. Piensa que lo que se pierde poco a poco se mantiene y que las dietas milagro no existen. »No se puede estar siempre a dieta porque el cuerpo puede acabar notando la falta de algún alimento. Las dietas son para seguirlas unas semanas y nunca más de dos meses si no están controladas por un médico.
»Lo mejor es complementar la dieta con ejercicio: bailar 3 días a la semana, subir las escaleras a pie o caminar en vez de coger el bus te ayudarán a poner todo en su sitio.

Que si el agua engorda, que si adelgaza, que si pasando del desayuno pierdes kilos, que los pierdes si te olvidas de la cena… Sobre las comidas y las dietas se dicen cantidad de cosas, pero ¡no todo es verdad!

BEBER MUCHA AGUA ADELGAZA: FALSO

Beber mucha agua ni adelgaza ni engorda, sino que su función es limpiar todo el organismo e hidratarte por dentro y por fuera, por eso es vital. De todas formas, beber unos 2 litros de agua al día puede ayudarte a sentirte llena y, por lo tanto, a no inflarte luego demasiado. Y al loro si tomas mucha en las comidas, porque diluye los jugos del estómago y, entonces, entorpece la digestión.

LOS ALIMENTOS INTEGRALES SON MEJORES: VERDADERO

Engordar, engordan lo mismo, lo bueno es que tienen más minerales y más fibra, por eso llenan más, hacen la digestión más fácilmente y los «expulsas» antes que los alimentos normales.

LAS SALSAS ENGORDAN: FALSO

La mayonesas, las hechas con harina, con nata o con queso… ésas sí engordan, pero hay salsas muy ligeras que ponen cantidad de sabor a los platos, por ejemplo las hechas con yogur natural desnatado o las de vinagre con hierbas aromáticas. ¡Échale imaginación!

COMER DESPACIO ADELGAZA: VERDADERO

Desde que empiezas a comer y hasta que tu cerebro recibe la señal de que el estómago está recibiendo alimentos pasan unos 20 minutos. Así que, cuanto más deprisa comas, más alimentos te entrarán en ese tiempo y, por lo tanto, más engordarás. ¡Tómate tu tiempo!

LO MEJOR PARA ADELGAZAR ES SALTARSE ALGUNA COMIDA: FALSO

Si te saltas una comida, a la siguiente estarás muerta de hambre y devorarás lo que se te ponga delante. Lo ideal es comer lo normal durante 5 veces al día: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena, así no pasas hambre y no comes de más.

LA FRUTA DESPUÉS DE LA COMIDA ENGORDA: FALSO

Ni antes, ni después, ni entre horas. La fruta es ideal para las dietas (menos la que tiene más azúcar, como la uva, el higo…) y, aunque aporta calorías, engorda mucho menos que un trozo de tarta, unas galletas o unos frutos secos. Eso sí, si comes la fruta media hora antes de comer, luego no devorarás tanto y va súper bien para hacer la digestión.

EL ACEITE NO HAY QUE PROBARLO: FALSO

El aceite de oliva es súper beneficioso para la salud, lo que pasa es que no se puede abusar de él, como ocurre con muchos alimentos, porque tiene calorías. Tres cucharadas al día no suponen nada.

LOS ALIMENTOS «LIGHT» ENGORDAN MENOS QUE LOS NORMALES: VERDADERO

Sí, pero no vale decir que «como las natillas son “light”, me puedo comer 4», porque entonces engordarás más que con las normales. Los alimentos «light» tienen menos calorías, menos azúcares y menos grasa, pero también hay que controlarlos.

LA COMIDA VEGETARIANA NO ENGORDA: FALSO

La comida vegetariana tiene cantidad de ventajas: aporta mucha fibra, muchas vitaminas frescas, pocas grasas y poco colesterol… Pero admite las salsas, los quesos, la bollería, los frutos secos, el azúcar, los aceites, las mantequillas… Así que no todo lo vegetal es ligero.

EL CHICLE QUITA EL HAMBRE: FALSO

Si piensas que tomándote un chicle engañas al estómago ¡te engañas a ti! Con el chicle aportas calorías vacías, aunque sea «light», te llenarás el estómago de aire y te dará más hambre.

LA SAL NO ES RECOMENDABLE: VERDADERO

Con la sal, ni se adelgaza ni se engorda, lo único que tiene es que, si se abusa de ella, retiene líquidos y eso ayuda a acumular grasas y a crear celulitis. Pero no hay que dejar de tomarla, sólo no pasarse con su consumo.

PARA ADELGAZAR HAY QUE PROHIBIR EL AZÚCAR: FALSO

La glucosa, es decir, el azúcar es súper necesario para el cerebro y los músculos. Echarse un poco de azúcar en la leche o beber un batido no es malo, lo malo es atiborrarse de chucherías y comer demasiados dulces… Si tomas demasiado azúcar, apuesta por la sacarina para no engordar.

¡Y ADEMÁS…!

»Si con una dieta adelgazas muy rápido, lo normal es que, cuando la dejes, recuperes los kilos mucho más rápido aún de lo que los has perdido. Piensa que lo que se pierde poco a poco se mantiene y que las dietas milagro no existen. »No se puede estar siempre a dieta porque el cuerpo puede acabar notando la falta de algún alimento. Las dietas son para seguirlas unas semanas y nunca más de dos meses si no están controladas por un médico.
»Lo mejor es complementar la dieta con ejercicio: bailar 3 días a la semana, subir las escaleras a pie o caminar en vez de coger el bus te ayudarán a poner todo en su sitio.


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?