¡Un despertar terrorífico!

Amanece en casa el día de Halloween ¡con los sustos más tremendos! Aquí tienes las mejores ideas para un despertar… ¡terrorífico!

¿A que una de las primeras cosas que haces cuando te levantas es ir al baño? Pues cúrrate unas arañitas pintadas en el papel higiénico ¡y sorprende a toda tu familia!

¡Sorpresa! Pinta una frase terrorífica en la tapa del váter ¡con pintalabios rojo! ¡Verás el susto de tu padre o tus hermanos cuando vayan a hacer pis, ja, ja, ja!

¡Y atrévete con el espejo! Cúrrate una frase que dé mucho miedo… ¡y píntala con pintalabios en el espejo del lavabo! Pero avisa antes a tu madre… ¡no te vaya a caer la bronca, eh!

¿Y qué hay de las cortinas del baño empapadas de sangre? Aquí tienes la opción de pedirle a tu madre unas que ya no use… ¡y tunearlas!

También puedes combinarlas con una toalla con pisadas de sangre… Píntate los pies de color rojos ¡y deja tu huella en ellas! ¡Menudo miedo!

¡Atención, esto es sólo para valientes! Con una bolsa de plástico repleta de papel de periódico y un poco de cinta aislante puedes currarte un cádaver… ¡muy real!

Píllate arañitas pequeñas que venden en cualquier tienda por muy poca pasta ¡y decora cualquier rincón de tu casa con ellas!

¿Y qué tal construir un pasillo del terror? ¡Es súper fácil! Sólo necesitas bolsas de basura que tienes que cortar en tiras de diferentes medidas. Luego, las pegas encima de las puertas ¡y puedes construir un pasillo para los más valientes!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?