Trucos para conseguir una sonrisa súper bonita

superpop-superpop-belleza-peque-sonrisa-bonita-1

Enseña tus dientes

¡Claro! Una dentadura bonita embellece nuestro rostro, así que no la escondas. Pero no sólo eso, unos dientes sanos también nos hacen sentir tope de bien y nos permiten hablar y comer mejor. ¡Está comprobado! Por eso, no tienes que descuidar tu limpieza bucal. Un cepillado diario y correcto, una buena alimentación y varias visitas al dentista… ¡¡¡son las claves para que tu boca luzca súper brillante!!! Cumpliendo estos pasos, lo conseguirás. ¡Así de fácil!

¡Una dentadura 10!

Súper importante: lleva una dieta variada y llena de alimentos saludables. Las golosinas y los dulces ¡son los enemigos «number one» de tus dientes! y picar entre horas es lo peor para las encías. ¡Come manzanas y fresas! Limpian a tope la dentadura… También es clave usar dentífricos con flúor, la sustancia que llega a cualquier rincón. Y lo más básico: el cepillado. Lávate los dientes después de cada comida durante cuatro minutos. Usa movimientos cortos y suaves y céntrate sobre todo en la línea de las encías y el interior. ¡Y siempre de arriba a abajo! ¿Un secreto? Si te cepillas también la lengua, tu boca olerá siempre genial. ¡Te lloverán besos, mmm!

Morritos… de princesa

¡¡¡Stop!!! Todavía hay más… Y es que los dientes no son lo único importante para conseguir lucir una boca preciosa. ¡Los labios también son fundamentales! Acostúmbrate a ponerte cacao a todas horas: llévalo siempre en el bolso o la mochila y, en cuanto te notes escozor o se te empiecen a agrietar, ¡cacao a saco! Y es que, en invierno, el aire frío es tope nocivo para la piel labial y, en verano, el fuerte sol va a saco contra los morritos ¡y los puede quemar! Ya sabes: hidratación por un tubo. Y apunta: va genial ponerse cada mañana unos algodones empapados en manzanilla sobre los labios durante unos minutos y también frotártelos ligeramente con un cepillo de dientes… ¡para poner fin a las pielecillas muertas! ¡Verás! ¡Y luego, a maquillarlos! 

¡Ojo con las manías!

Es cierto, es tope sexy morderse los labios delante de un chico, ¡pero sin hacerte daño! Cuando hacemos esfuerzo físico o pensamos en algo, tendemos a modernos los labios ¡sin querer! y se nos cortan o nos salen «pellejitos». Píntatelos más a menudo o ponte mucho cacao y no lo harás. ¿Y sueles morderte las uñas o mordisquear el boli? Cuidadín con tus dientes: se agrietarán y se ensuciarán más a menudo. Evítalo masticando chicle sin azúcar o impregnando tus manos y uñas de crema hidratante. ¡Se te quitarán las ganas de morderlo todo, je! Ya sabes: tu boquita tiene que estar siempre perfecta… ¿Y si resulta que te besa hoy? ¡Muuuak!

¿Cuál es tu truco para tener una sonrisa súper bonita? ¡Compártelo con nosotras!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?