Trucos de peluquería para hacer tú misma

superpop-superpop-belleza-home-52

 

Si eres de las que se desespera delante del espejo comiéndote el coco porque no sabes qué hacer con tu cabello y acabas siempre con una coleta… ¡deja de sufrir y aplícate estos sencillos trucos de peluquería para hacer tú misma! ¡Funcionan!

CASO 1: ¿Pelo siempre pegado al coco? Si tienes el cabello tan lacio que se te «pega» a la cabeza, apunta:

• Controla la grasa con un champú adecuado (antiseborreico), ya que muchas veces es la grasa la que apelmaza el cabello.
• No abuses de los acondicionadores y las cremas. Es mejor que uses acondicionadores líquidos que no añadan aceites a tu pelo.
• Cuando te seques el cabello, enrolla las raíces en un dedo y seca con el secador a baja potencia. Rocía de nuevo las raíces con un spray fijador, echa la cabeza hacia abajo y vuelve a secar ahuecando las raíces con los dedos.

CASO 2: ¡Ni liso ni rizado! No tienes ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario. Pues puedes tener el pelo que quieras. Tienes las tres opciones:

• Si no tienes tiempo o quieres lucir un ondulado de moda, pon cera en el cabello, echa la melena hacia delante y seca peinando con los dedos. Para dar un toque muy sexy, seca las puntas con un cepillo redondo, marcando unas hacia fuera y otras hacia dentro.
• Alísalo con la típica «toga» o mojando la melena con spray fijador cuando todavía esté un poco húmeda y secando mechón a mechón con un cepillo redondo grande. Para ocasiones especiales puedes «planchar» el cabello para que quede extra lacio.
• Rízalo dividiendo la melena en mechones, enrollando cada mechón en un rulo grande, rociándolo con spray fijador y secándolo con el secador. Peínate con los dedos y marca algunos rizos con gel.

CASO 3: ¡Es un estropajo! Lo mejor para un cabello seco, castigado por culpa de permanentes o tintes, por ejemplo, o simplemente muy deshidratado es lo siguiente:

• Usa un champú nutritivo. Puede ser uno de perfumería o puedes usar uno hecho con dos yemas de huevo, seis láminas de gelatina disueltas en un vaso de infusión de manzanilla si tienes el pelo rubio, o de romero o salvia si eres morena.
• No te laves el cabello más de una vez por semana, máximo dos.
• Antes de lavarte el cabello, hazte una mascarilla súper hidratante mezclando a partes iguales aceite de oliva virgen y aceite de almendras dulces.
• Ponte un acondicionador para pelo seco de los que no necesitan aclarado y seca el cabello mechón a mechón con el secador a muy baja potencia.

¿TU PELO YA NO BRILLA COMO ANTES?

Si tu pelo está sano, pero notas que no brilla como antes, puede ser que queden restos de champú, acondicionador, mascarilla etc… que «matan» el brillo. La solución:
• Un buen aclarado final con vinagre de manzana. Vierte media taza o menos  diluida en agua sobre el cabello, frota bien para que arrastre los restos de productos del cuero cabelludo y del pelo y aclara con abundante agua.
• Cubre el cabello con una pasta de henna, sin color, aunque debes seguir el mismo procedimiento que si te tiñeras con ella. La henna da brillo y aporta volumen al cabello.

¿QUIERES UN CABELLO MÁS VIVO?

Lo mejor para conseguir un color más vivo es recurrir a los siguientes trucos:
• Un aclarado con una infusión de manzanilla para las rubias y otro de romero para las morenas.
• También hay champús colorantes que reavivan el tono del cabello, lo mismo que espumas de color. Estas espumas dan brillo y crean suaves reflejos de color en el cabello. Se van con el lavado.

¿PELO MUY REBELDE?

Si no hay forma de controlar tu rebelde cabello, el único recurso son las tijeras:
• Aprovecha que se llevan peinado muy desfilados, con puntas disparadas para darte un corte que no te dé trabajo y esté a la moda. Ve a un buen estilista y que corte aprovechando tus remolinos y mechones tiesos, para que no tengas que pasarte dos horas con la espuma y el secador tratando de dominar tu melena rebelde.

LA FÓRMULA SECRETA DEL LAVADO

Siempre pensamos que en la pelu nos lavan el pelo de maravilla y que ahí está la clave. Pues todo depende de la cantidad de productos que te ponen. La fórmula del champú de las peluquerías es la siguiente:
• 50% de champú
• 30% de crema acondicionadora
• 20% de agua destilada
¿Por qué tiene tanto cuerpo el cabello cuando sales de peluquería? Porque antes de secártelo te extienden un poco de gel reestructurante con las manos por toda la melena. ¡Ya sabes!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?