¡Supera tus manías! Todas las claves para conseguirlo

superpop-superpop-chicos-home-55
Si tienes una manía que te trae de cabeza, lee estas líneas y… ¡dile adiós para siempre!

Morderse las uñas

Por
nervios o aburrimiento… ¡atacamos nuestras uñas! ¿Qué culpa tienen?
Pues si ese chico no nos contesta a un SMS, si no sabemos algo en un
examen, si nuestra madre no nos deja salir… ¡vamos y nos mordemos las
uñas, que son las que dan vida y belleza a nuestras manos!
¡Ojito!Al
mordértelas, se dañan tus dientes y encías, no crecen bien, se
agrietan y te hacen parecer algo descuidada…  ¡Con lo seductoras que
son unas uñas bonitas y cuidadas!
Solución:
Píntate las uñas:
El esmalte las reforzará a tope y no te las morderás. ¡Las verás tan
bonitas!  ¡Llénalas de «sabor»! Ponte vinagre, jabón o crema
hidratante en las uñas. ¡No te atreverás a tocarlas! Aggs…
Y tu amiga…Dile que te riña si te las muerdes. ¡Va geniaaal!

¡Y ahora tu boca!  

Es
sexy ¡morderse los labios delante de un chico! Pero siempre que no te
hagas daño… Normalmente nos los mordemos sin darnos cuenta, al hacer
esfuerzo físico, ver la tele o pensar en algo.
¡Pero es sin querer!
Ya, ya, sin querer… Debes saber que, al morderlos, salen pielecillas,
se cortan mucho y parecen «churros» ¡cuando nos los pintamos! Hay que
cuidarlos porque es una zona ¡súper sensual de nuestro cuerpo!
Solución:
Deshazte de las pielecillas
rascándolas con un cepillo de dientes o mojando tus labios con agua
caliente. Destruirás las pieles muertas y ¡adiós a la tentación!
Cacao «forever»:Si
eres propensa a esta manía, lleva siempre cacao en tu bolso. ¡Los
hidratará a tope y no desearás mordisquearlos! ¡Ponle empeño!

Esos deditos…

¡Como las uñas! Exacto, quienes se muerden las pieles que rodean las uñas lo suelen hacer por nervios o aburrimiento.
¡Ojo!Si
lo haces, pueden salirte pupas alrededor de las uñas ¡que escuecen
cantidad! ¿No querrás acariciar a ese chico así? Je, je…
Solución:
Cuídate las pupas: Cada noche desinféctalas con agua oxigenada, se curarán y no te las podrás morder.  
Crema específica para manos: ¡No olvides ponerte un buen pegote en esas zonas cada mañana y cada noche! ¡Infalible!

Mordisquear ¡algo!

Morder
un boli,las patillas de las gafas, el móvil… ¡es normal e
inconsciente! Y suele ocurrirnos mientras estamos concentradas en
algo… Al chupetear algo, estás llevando a la boca objetos que han
podido estar en contacto con bacterias y estás dañando tu boca y
encías. Piensa que los chicos prefieren que tus labios estén libres
¡sólo para ellos!
Solución:
Chicles «ñam-ñam»:Acostúmbrate a masticar chicles sin azúcar. Harán que no te metas otro objeto en la boca. ¡Y están ricos!  
Lávate los dientes…
¡después de las comidas! Su refrescante sabor te quitará las ganas de
morder otra cosa y mantendrás tus dientes y encías ¡sanos!

Objetivo: tu cabello

Se trata deenroscarse, tocarse y jugar con los mechones  sin parar…
«Danger»:
Al
hacerlo, el pelo se ensucia, se vuelve más graso, las puntas se rompen
y, en general, lo debilitas a tope… ¡Con lo estupendo que sienta un
pelo sano y limpio!
Solución:
Si te haces un recogido súper chulocada día, no desearás tocártelo. O lleva una goma o pinza siempre contigo por si empiezas con tu manía.
Mascarilla: Al tocártelo tanto, necesitarás reforzarlo con una mascarilla.
Toca otra cosa: Si estás nerviosa o aburrida, toca un peluche, por ejemplo.

¡Deja la ceja!

¿Te
tiras de las cejas? Pues es una manía algo inusual, pero puede
pasar-nos cuando estamos realmente nerviosas o estamos esperando algo…

Si te ocurre, los pelillos de las cejas podrían acabar
creciéndote de forma desigual y la línea se podría desdibujar. ¡Y son
súper importantes para conseguir una mirada 10!
Solución:
Pelitos peligrosos:
Son los que crecen alrededor de la línea de la ceja y nuestra gran
tentación. En cuanto aparezcan, quítatelos cuidadosamente con unas
pinzas. ¡Y «out»!  
Peine-cepillo: Si te acostumbras a peinártelas cada mañana, no tendrás pelillos sueltos ¡a los que atacar!

A por los granitos

Es
de las pocas manías ¡conscientes! En cuanto nos sale un granito, no
paramos de estrujarlo hasta destruirlo del todo y es porque no
soportamos ver nuestro cutis lleno de esas «indeseables» impurezas. 
¡Nooo!Si
no te quitas ese granito adecuadamente, te lo puedes infectar. Y
acabarás llena de marcas y extendiendo el acné por tu cara. Una piel
tersa, suave y limpia es mucho mejor, ¿no?
Solución:
Tápalos: Sí, sí… con un buen corrector de color carne desaparecerán y, así, no los verás sobre tu cutis.  
Lava tu cara…¡por la noche y por la mañana! Es la manera más higiénica y rápida de que no te salgan más.
Trucos caseros: La pasta de dientes, la aspirina, el pepino… ¡lo destruirán!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?