Miley. Su vida secreta. Capítulo 5. ¡Final!

superpop-mini-1

¡GRAN FINAL! Cuando el amor puede con todo…

Con Liam y su nuevo CD «Can’t Be Tamed» todo parecía ir perfectamente. A finales del 2010, Miley vivía su mejor momento y se acercaba el instante de su vida que más estaba deseando: cumplir los 18 años el 23 de noviembre de 2010. Eso supondría irse a vivir con Liam e independizarse para siempre, algo que le hacía muchísima ilusión. Pero a veces el destino no te sorprende con lo que tú más deseas. ¡Todo lo contrario! A veces las cosas no salen como uno quiere… ¡y es lo que le ocurrirá a Miley en el capítulo final! Un capítulo en el que Miley madurará para siempre, después de meterse en varios marrones y jugar con el peligro…

Malas amistades, malas compañías…

Fue durante el verano de 2010. Miley estaba metida de pleno en los rodajes de sus nuevas películas «LOL» y «So Undercover» y además estaba la promoción y la súper gira con su nuevo disco… Y, claro, su historia con Liam se resintió bastante. Apenas se veían, no tenían tiempo ni para charlar en la distancia y la cosa se fue enfriando. Todavía no han reconocido quién dejó a quién… Pero su entorno sí que se ha mojado y ha asegurado que fue Liam ¡el que no soportó más la situación! Además, Miley se estaba dejando llevar demasiado por sus nuevas amigas: Ashley Greene y Kelly Osbourne. Y a Liam no le caían demasiado bien… ¡Él siempre ha preferido a Demi o Selena! Aunque a veces un chico no puede meterse en las amistades de tu pareja. Si la quieres, eso hay que respetarlo… Total, que entre la apretada agenda de Miley y sus nuevos colegas, Liam decidió alejarse de ella, pero le dejó claro lo siguiente: «Miley, si tienes que ser para mí, lo serás. Y si yo debo ser para ti, también». Y se rompió el amor… Dicen que nunca se alejaron del todo, porque Liam no quiso perderse su 18 cumpleaños el 23 de noviembre. Aunque ya no podía meterse en la vida de su ex chica, ni siquiera darle buenos consejos cuando pillaron a Miley en una fiesta súper loca y privada ¡llegando a cruzar el límite! Liam ya no podía decirle nada, ya no estaba con Miley… ¡y Miley jugó con el peligro! Menos mal que hubo algo que le hiz reaccionar.

Su lado más solidario y su familia

Sin ninguna duda el final del 2010 y el inicio del 2011 estuvo marcado por una Miley alocada, rebelde, contraria a todas las normas. ¡Miley estaba harta de ser la típica chica obediente y es cierto que se le fue la olla! Pero ocurrieron dos cosas que le hicieron reaccionar: las catástrofes naturales y la crisis de su familia. Por un lado, en le mundo estaban sucediendo demasiadas injusticias y catástrofes y Miley sacó su lado más solidario y no dudó en ayudar a los más desfavorecidos. Ha estado viajando durante todo este año a Haití, por ejemplo. Y eso le ha abierto los ojos cantidad y le ha hecho madurar. Pero hay otra cosa que le tocó más de cerca y que la cambió por completo: el 26 de octubre de 2010 su padre Billy Ray Cyrus le pidió el divorcio a su madre, citando diferencias irreconciliables por un
supuesto engaño de Tish Cyrus con Bret Michaels. En una
declaración hecha a la gente al día siguiente de anunciar la
separación, la pareja dijo: «Como se puede imaginar, este es un momento
muy difícil para nuestra familia…». ¡¡¡Miley no se lo podía creer!!! Encima la cosa se puso peor cuando su padre declaró en una entrevista cosas terribles sobre Miley: «Esa maldita serie de televisión, Hannah Montana destruyó a mi familia. Para que mi familia estuviera aquí conmigo ahora y para que todos estuvieran bien, seguros, felices y normales, lo borraría todo en un segundo si pudiera, eso sería genial…». La familia Cyrus estaba al borde del abismo y Miley reaccionó muy fuertemente ¡asegurando que haría todo lo posible por volver a reunirlos! Atrás quedaron sus locuras y movidas, estaba madurando a marchas forzadas y por nada del mundo podía ver a su familia destrozada. Miley se dejó la piel por ellos y el 18 de marzo de 2011, Billy Ray anunció en
el programa The View, que había cancelado el divorcio y que Tish y él se habían reconciliado. También retiró sus duras palabras contra Miley…

Una gira inolvidable

Sin duda todo empezaba a solucionarse… Miley dejó de jugar con el peligro de las amistades y «otros temas chungos». Consiguió reunir a su familia de nuevo. Y tomó una decisión muy fuerte: no iría a la universidad de momento, se iba a centrar en la actuación y quería dar con todas sus fuerzas una nueva gira de conciertos. ¡Fue una auténtica sorpresa! Nadie se lo esperaba y lo más fuerte era que USA no entraba en aquella gira. Miley quería conocer otro mundo y otras culturas. Ella misma lo dijo y mucha gente pensó que no quería a su país natal: «Sólo quiero ir a lugares donde voy a conseguir el mayor cariño y me sienta cómoda». Y así nació en el verano de 2011 su Corazón Gitano Tour: un tour completamente nuevo con aires latinos. ¡¡¡Una gira inolvidable que compartió con toda su familia y que le acercó a Latinoamérica y Australia!!! ¿Australia? ¿Hemos dicho Australia? ¿Por qué Australia y no otro continente? Había una razón… ¡una razón maravillosa que Miley estaba escondiendo de maravilla! ¿Su nombre? Liam.

¿Lo dejó realmente con Liam?

Si hay un secreto que siempre guardarán Miley y Liam es ése: ¿lo dejaron realmente? ¿fue un parón? ¿seguía juntos a escondidas? ¡Nadie lo sabe! Sólo ellos dos, porque después de la locura de la primera etapa con los paparazzis persiguiéndolos a todas horas, Miley y Liam habían decidido llevar lo suyo en secreto y, si alguien los descubría, intentarían por todos los medios que no les afectara. Y de momento lo están logrando… Al parecer, volvieron a salir juntos oficialmente en marzo de 2011, pero no se supo realmente hasta verano aproximadamente. A los medios de comunicación les pareció muy raro que Miley se fuera de gira a Australia y que esto no tuviera nada que ver con Liam. Investigaron y acabaron descubriendo que seguían tan enamorados como el primer día, como aquella tarde en la que empezaron a rodar juntos The Last Song y surgió el flechazo. Miley y Liam volvieron juntos con la promesa de que se apoyarían en todos los sentidos, que confiarían el uno en el otro por encima del otro y que se respetarían al 100%. Sólo así su amor podría perdurar… Además, Miley ya no era la chica alocada del año anterior. Las experiencias le habían cambiado por completo, valoraba a sus seres queridos y amaba su carrera por encima de todo. Y lo más importante de todo: había comprendido que no podía tenerlo todo en la vida, pero que la vida sin amor era como no tener nada de nada…

¡FIN!

El nuevo capítulo de su vida lo protagonizará ella con el prometedor futuro que le espera por delante. Un futuro que siempre estará marcado por Liam y por el famosos clan Cyrus, su inseparable familia… ¡Le deseamos toda la suerte del mundo a Miley!

Y si quieres revivirlo todo de nuevo o recomendar toda esta historia a alguien, entra en los capítulos anteriores aquí mismo:
Capítulo 1
Capítulo 2
Capítulo 3
Capítulo 4


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?