Miley. Su vida secreta. Capítulo 1

superpop-superpop-listado_miley1-1

Nace una estrella y una pasión…

El día que Tish le dijo a su marido Billy Ray Cyrus que estaba embarazada de su primera hija, el futuro padre no pudo contener las lágrimas… Nacía una pequeña muy especial, así lo sentían los dos, y discutieron un rato sobre cómo llamarla… Estaban en la cocina y, mientras charlaban emocionados, Christopher y Trace, hijos por parte de Billy Ray, y Brandi, hija sólo de Tish, entraron para dar su opinión: «Será la primera hermana común de todos, el juguete de la casa», decían. Y al final lo tuvieron claro: se llamaría Destiny Hope, o lo que es lo mismo, Destino Esperanza, porque todos sabían que aquella pequeña no iba a ser una chica normal…

¡El día más feliz!

Fue el 23 de noviembre de 1992, una fecha inolvidable para aquella familia de Nashville, en Tennessee. Y es que Destiny Hope nació ¡sonriendo! Se quedaba dormida sonriendo, comía casi sonriendo y dormía escondiendo una tímida sonrisa bajo la manta… «A ver si nos hemos equivocado de nombre», decía Tish muy a menudo. Nadie sabía cómo podía hacerlo, pero Destiny era pura dulzura y conseguía arrancar sonrisas con una gran facilidad… ¡Nadie se podía resistir! Enseguida aquella familia numerosa de Nashville se dio cuenta de que era muy despierta para su edad y de que, efectivamente, iba a ser una chica muy, pero que muy especial. En realidad, sólo hizo falta un mes para que la pequeña bebé se empezara a interesar por los instrumentos musicales de Billy Ray, ya que éste había sido cantante de country y en su casa no faltaban guitarras y micrófonos. Y, por supuesto, Billy Ray no dudó ni un segundo en enseñarle todo lo que él sabía, por muy pequeña que fuera… Mientras le tarareaba una canción o mientras le acercaba una de sus guitarras, Billy Ray no podía llegar a imaginarse lo que estaba pasando por la cabeza de aquella tierna bebé. Todo aquel mundillo le estaba gustando. Y esto sólo acababa de empezar…

Sus primeros pasos…

La pequeña de la «sonrisa eterna» no tardó mucho ¡en caminar! Tal vez tuvo mucho que ver que los Cyrus se mudaran a las afueras de Nashville para vivir rodeados de animales en una granja… El campo, el aire libre, las flores, los caballos, gallinas, perros, gatos, vacas… ¡Todo ayudó a que aquella niña tan despierta lo fuera mucho más! Además, era el centro de atención de toda la familia y de los vecinos… Cada vez que Destiny decía algo, caminaba o bailaba, ¡los demás aplaudían, reían o corrían tras ella! ¡Era súper juguetona! Y le encantaba que la miraran y que le dijeran cosas… ¿No era aquello un indicio claro de lo que pasaría muy pronto? Además, el hecho de ser la pequeña de cuatro hermanos… ¡hizo que fuera mucho más inteligente y avanzada a su edad!

Empiezan las peleas…

Sus padres se llevaban (y se llevan) perfectamente y siempre han estado de acuerdo en qué educación darle a la pequeña, a su primera hija en común… Por eso, no dudaron en apuntarla al colegio Heritage Middle School de Nashville en cuanto cumplió los tres añitos. Estaba muy espabilada para su edad, gracias a sus hermanos mayores Christopher, Trace y Brandi, así que no habría problema… Y así lo demostró la pequeña Destiny. Lo único que no le gustaba especialmente a Tish de aquella etapa era que Billy Ray se la llevara a todos sus shows de country. Y es que Billy Ray lanzó un CD que triunfó sorprendentemente y la pequeña siempre le pedía que se la llevara, que le enseñara cómo era todo ese mundo… La pequeña estaba empezando a sentir algo en su interior que deseaba expresar, desarrollar, enseñar… Y encontró en su padre su única vía de escape, algo que a Tish no le hacía mucha gracia… Pero como Destiny se portaba tan bien siempre, no se podía negar…

Una oportunidad

La dulce Destiny Hope fue creciendo y cumpliendo años y cada vez le dedicaba más tiempo a cantar y actuar. Era lo único que la hacía feliz. Hasta que llegó el gran momento de su vida… Una mañana del 2001, cuando ella tenía 8 años, su padre se acercó y le susurró que le había conseguido un papel en su propio programa de TV, llamado Doc. Ella tenía que interpretar a una niña, Kylie. Era un papel muy pequeño, pero era el comienzo de un sueño… ¡al que le quedaba una vida por delante! Y la pequeña arrasó… ¡Lo hizo a la perfección! Tanto que consiguió su segundo gran papel, el de Ruthie en la peli de Tim Burton «Big Fish». Por aquel entonces, sus padres y ella decidieron que su nombre artístico era Destiny Cyrus, pero no podían evitar algo que ya era una realidad, una realidad en casa, en el cole, en el pueblo, entre sus amigos… ¡Todo el mundo ya la llamaba Miley! El mote se lo pusieron por «smile», que significa «sonrisa», un don que era sólo suyo, que jamás perdería y que le serviría para conseguirlo todo en la vida…

Y se lo cambió…

Así fue. Aquello de «Miley» no sonaba nada mal, al revés, le gustaba y le había dado mucha suerte. Así que una tarde, mientras sus padres descansaban en el porche, Miley se acercó y les comunicó que su nombre artístico sería Miley Cyrus y que le encantaría que también fuese su nombre real. Y sus padres no tardaron en cambiarlo en el registro de Nashville… ¡¡¡Así fue cómo nació la verdadera Miley Cyrus!!! En ese instante, ya nadie la pararía, ya nadie podría decirle que «no» a su sueño, ya era real, Miley ya era de verdad… Y ocurrió algo que sus padres sabían que llegaría tarde o temprano. Ella apenas tenía 11 años, pero aquello tenía que pasar: Miley deseaba viajar hasta donde hiciera falta para recorrer un cásting tras otro. ¡No tenía límites! Porque Miley Cyrus ya buscaba su gran papel… Y su padre se comprometió a acompañarla en todo momento, a ser su sombra, a convertirse en su mánager, algo que tranquilizó mucho a Tish. Y ocurrió… Fue precisamente uno de esos días cuando Miley hizo un importante cásting para la serie Best Friend de la gran compañía Disney. Ella se sintió segura y se vio bien, pero a veces el destino hace que tropieces para ponerte a prueba y comprobar hasta dónde eres capaz de llegar. Y Disney rechazó a Miley en aquel momento…

LO MÁS FUERTE QUE VIVIÓ

Sus hermanos le influyeron… ¡Y mucho! Cuando Miley nació, Christopher, Trace y Brandi eran bastante mayores que ella y eso influyó en el futuro de Miley.
Vivir en una granja fue duro. Al principio le gustaba mucho, pero Miley se dio cuenta de que lo suyo era la playa…
Escondía muchos complejos.Sus orejas y su dentadura la hacían sentir muy mal, sobre todo en los primeros castings.
Opiniones contrarias de sus padres. En esta etapa, Miley solía estar en medio de las opiniones de sus padres. Billy Ray quería lanzarla a las estrellas y Tish lo dudaba…
¡Abandonar el colegio!Al final de esta dura etapa, Miley tuvo que empezar a decidir qué hacer con su cole y con tanto viaje.

SUS MOMENTOS CLAVE…

Año 1992
El 23 de noviembre quedará escrito en las estrellas como el nacimiento de Destiny Hope Cyrus, una futura estrella mundial.
Año 1993
¡Su primera actuación! Su padre se la llevó a un show de country, pero aquella vez no se iba a quedar en el carro como otras veces, aquella vez Billy Ray… ¡la subió al escenario! Miley todavía guarda aquellas fotos…
Año 1995
¡El año en el que empezó el colegio! Era un instituto muy pequeñito junto a la granja de sus padres, en el que Destiny Hope sacó las mejores notas de su vida.
Año 2001
¡Su padre le dio la mayor alegría de su vida! Su primer papel de televisión.
Año 2002
Empieza el proceso de cambio de nombre. De Destiny Hope a Miley Cyrus…
Año 2003
¡Su primer cásting para Disney! No lo hizo nada mal y nunca lo olvidará.

CONTINUARÁ…

¿Miley perdió el papel de su vida? ¿Qué sería de ella y de sus ganas de luchar? ¿Sus padres le darán otra oportunidad? Mañana, en el próximo capítulo: todas las respuestas, sus inicios, sus amores ¡y mucho más!

Nace una estrella y una pasión…

El día que Tish le dijo a su marido Billy Ray Cyrus que estaba embarazada de su primera hija, el futuro padre no pudo contener las lágrimas… Nacía una pequeña muy especial, así lo sentían los dos, y discutieron un rato sobre cómo llamarla… Estaban en la cocina y, mientras charlaban emocionados, Christopher y Trace, hijos por parte de Billy Ray, y Brandi, hija sólo de Tish, entraron para dar su opinión: «Será la primera hermana común de todos, el juguete de la casa», decían. Y al final lo tuvieron claro: se llamaría Destiny Hope, o lo que es lo mismo, Destino Esperanza, porque todos sabían que aquella pequeña no iba a ser una chica normal…

¡El día más feliz!

Fue el 23 de noviembre de 1992, una fecha inolvidable para aquella familia de Nashville, en Tennessee. Y es que Destiny Hope nació ¡sonriendo! Se quedaba dormida sonriendo, comía casi sonriendo y dormía escondiendo una tímida sonrisa bajo la manta… «A ver si nos hemos equivocado de nombre», decía Tish muy a menudo. Nadie sabía cómo podía hacerlo, pero Destiny era pura dulzura y conseguía arrancar sonrisas con una gran facilidad… ¡Nadie se podía resistir! Enseguida aquella familia numerosa de Nashville se dio cuenta de que era muy despierta para su edad y de que, efectivamente, iba a ser una chica muy, pero que muy especial. En realidad, sólo hizo falta un mes para que la pequeña bebé se empezara a interesar por los instrumentos musicales de Billy Ray, ya que éste había sido cantante de country y en su casa no faltaban guitarras y micrófonos. Y, por supuesto, Billy Ray no dudó ni un segundo en enseñarle todo lo que él sabía, por muy pequeña que fuera… Mientras le tarareaba una canción o mientras le acercaba una de sus guitarras, Billy Ray no podía llegar a imaginarse lo que estaba pasando por la cabeza de aquella tierna bebé. Todo aquel mundillo le estaba gustando. Y esto sólo acababa de empezar…

Sus primeros pasos…

La pequeña de la «sonrisa eterna» no tardó mucho ¡en caminar! Tal vez tuvo mucho que ver que los Cyrus se mudaran a las afueras de Nashville para vivir rodeados de animales en una granja… El campo, el aire libre, las flores, los caballos, gallinas, perros, gatos, vacas… ¡Todo ayudó a que aquella niña tan despierta lo fuera mucho más! Además, era el centro de atención de toda la familia y de los vecinos… Cada vez que Destiny decía algo, caminaba o bailaba, ¡los demás aplaudían, reían o corrían tras ella! ¡Era súper juguetona! Y le encantaba que la miraran y que le dijeran cosas… ¿No era aquello un indicio claro de lo que pasaría muy pronto? Además, el hecho de ser la pequeña de cuatro hermanos… ¡hizo que fuera mucho más inteligente y avanzada a su edad!

Empiezan las peleas…

Sus padres se llevaban (y se llevan) perfectamente y siempre han estado de acuerdo en qué educación darle a la pequeña, a su primera hija en común… Por eso, no dudaron en apuntarla al colegio Heritage Middle School de Nashville en cuanto cumplió los tres añitos. Estaba muy espabilada para su edad, gracias a sus hermanos mayores Christopher, Trace y Brandi, así que no habría problema… Y así lo demostró la pequeña Destiny. Lo único que no le gustaba especialmente a Tish de aquella etapa era que Billy Ray se la llevara a todos sus shows de country. Y es que Billy Ray lanzó un CD que triunfó sorprendentemente y la pequeña siempre le pedía que se la llevara, que le enseñara cómo era todo ese mundo… La pequeña estaba empezando a sentir algo en su interior que deseaba expresar, desarrollar, enseñar… Y encontró en su padre su única vía de escape, algo que a Tish no le hacía mucha gracia… Pero como Destiny se portaba tan bien siempre, no se podía negar…

Una oportunidad

La dulce Destiny Hope fue creciendo y cumpliendo años y cada vez le dedicaba más tiempo a cantar y actuar. Era lo único que la hacía feliz. Hasta que llegó el gran momento de su vida… Una mañana del 2001, cuando ella tenía 8 años, su padre se acercó y le susurró que le había conseguido un papel en su propio programa de TV, llamado Doc. Ella tenía que interpretar a una niña, Kylie. Era un papel muy pequeño, pero era el comienzo de un sueño… ¡al que le quedaba una vida por delante! Y la pequeña arrasó… ¡Lo hizo a la perfección! Tanto que consiguió su segundo gran papel, el de Ruthie en la peli de Tim Burton «Big Fish». Por aquel entonces, sus padres y ella decidieron que su nombre artístico era Destiny Cyrus, pero no podían evitar algo que ya era una realidad, una realidad en casa, en el cole, en el pueblo, entre sus amigos… ¡Todo el mundo ya la llamaba Miley! El mote se lo pusieron por «smile», que significa «sonrisa», un don que era sólo suyo, que jamás perdería y que le serviría para conseguirlo todo en la vida…

Y se lo cambió…

Así fue. Aquello de «Miley» no sonaba nada mal, al revés, le gustaba y le había dado mucha suerte. Así que una tarde, mientras sus padres descansaban en el porche, Miley se acercó y les comunicó que su nombre artístico sería Miley Cyrus y que le encantaría que también fuese su nombre real. Y sus padres no tardaron en cambiarlo en el registro de Nashville… ¡¡¡Así fue cómo nació la verdadera Miley Cyrus!!! En ese instante, ya nadie la pararía, ya nadie podría decirle que «no» a su sueño, ya era real, Miley ya era de verdad… Y ocurrió algo que sus padres sabían que llegaría tarde o temprano. Ella apenas tenía 11 años, pero aquello tenía que pasar: Miley deseaba viajar hasta donde hiciera falta para recorrer un cásting tras otro. ¡No tenía límites! Porque Miley Cyrus ya buscaba su gran papel… Y su padre se comprometió a acompañarla en todo momento, a ser su sombra, a convertirse en su mánager, algo que tranquilizó mucho a Tish. Y ocurrió… Fue precisamente uno de esos días cuando Miley hizo un importante cásting para la serie Best Friend de la gran compañía Disney. Ella se sintió segura y se vio bien, pero a veces el destino hace que tropieces para ponerte a prueba y comprobar hasta dónde eres capaz de llegar. Y Disney rechazó a Miley en aquel momento…

LO MÁS FUERTE QUE VIVIÓ

Sus hermanos le influyeron… ¡Y mucho! Cuando Miley nació, Christopher, Trace y Brandi eran bastante mayores que ella y eso influyó en el futuro de Miley.
Vivir en una granja fue duro. Al principio le gustaba mucho, pero Miley se dio cuenta de que lo suyo era la playa…
Escondía muchos complejos.Sus orejas y su dentadura la hacían sentir muy mal, sobre todo en los primeros castings.
Opiniones contrarias de sus padres. En esta etapa, Miley solía estar en medio de las opiniones de sus padres. Billy Ray quería lanzarla a las estrellas y Tish lo dudaba…
¡Abandonar el colegio!Al final de esta dura etapa, Miley tuvo que empezar a decidir qué hacer con su cole y con tanto viaje.

SUS MOMENTOS CLAVE…

Año 1992
El 23 de noviembre quedará escrito en las estrellas como el nacimiento de Destiny Hope Cyrus, una futura estrella mundial.
Año 1993
¡Su primera actuación! Su padre se la llevó a un show de country, pero aquella vez no se iba a quedar en el carro como otras veces, aquella vez Billy Ray… ¡la subió al escenario! Miley todavía guarda aquellas fotos…
Año 1995
¡El año en el que empezó el colegio! Era un instituto muy pequeñito junto a la granja de sus padres, en el que Destiny Hope sacó las mejores notas de su vida.
Año 2001
¡Su padre le dio la mayor alegría de su vida! Su primer papel de televisión.
Año 2002
Empieza el proceso de cambio de nombre. De Destiny Hope a Miley Cyrus…
Año 2003
¡Su primer cásting para Disney! No lo hizo nada mal y nunca lo olvidará.

CONTINUARÁ…

¿Miley perdió el papel de su vida? ¿Qué sería de ella y de sus ganas de luchar? ¿Sus padres le darán otra oportunidad? Mañana, en el próximo capítulo: todas las respuestas, sus inicios, sus amores ¡y mucho más!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?