Luis Fernández. Nos colamos en su cama

superpop-superpop-noti_listado_luis-1
Tenemos un reto para ti, ¿estás preparada para una misión de alto riesgo? ¡Te aseguramos que tiene una buena recompensa! ¡Descubrir el lugar más íntimo del cañón de Luis! ¿Te apuntas? ¡Pues prepárate porque nos colamos en la habitación del Protegido más sexy! Y algo mejor, ¡¡¡dentro de  su cama!!! ¡Duerme con compañía!
No te lo vas a creer, pero hay algo más complicado ¡que descubrir el misterio del elefante en Los Protegidos! Sí, ¡entrar en la habitación de Luis Fernández mientras duerme! ¿Que por qué? ¡Pues porque hay que hacerlo por la ventana!
«Cuando duermo me gusta tener la puerta del cuarto cerrada, aunque dejo la ventana abierta…», pues nada, si eso era una pista por si nos animábamos a entrar rollo Jacob en Luna Nueva, ¡lo hemos pillado al instante! Y ahora que ya estamos dentro… ¡viene lo mejor, a la camaaa!
Eso sí, ¡tendremos que ponernos en un ladito, porque Luis duerme con compañía! Sí, sí, ¡como lo lees! «Cuando me voy a dormir, nunca duermo solo… ¡Guetto se viene conmigo!», ¡menudo susto! ¿Eh? Guetto es su perro, ¡y lo mima tanto que lo deja dormir con él!

Y si no está Guetto…
¡Luis ocupa toda la cama! «Me gusta dormir boca abajo y bien ancho. De hecho, si alguna vez he dormido con una chica ¡suelo ponerle una pierna encima! Así tengo el mismo espacio, ¡je, je!», ¡menudo morro! Aunque fijo que a más de una no le importaría…No se parece a Culebra…
¡Ni en sueños! Por lo menos cuando se trata de dormir… Fijo que te has quedado con la habitación de Culebra en Los Protegidos, está súper ordenada, ¡cualquiera diría que es de un rebelde como él! ¡Pues eso debe ser porque se la recogen antes de rodar! Porque si fuera suya de verdad… ¡estaría hecha polvo!
«Mi habitación está hecha un desastre, ¡súper desordenada!», nos confesó. Bueno, como la de más de uno… ¿no? Pero es que, además, Luis, a diferencia de Culebra, no duerme sin camiseta. Según nos contó, se pone cualquier camiseta y el pantalón del pijama cuando se mete en la cama. Qué lástima que Culebra no necesite pijama… ¿eh? ¡Eso hace que tengamos que verle esos súper abdominales! ¡¡¡Y nos encantan!!!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?