¡Los protas de «AFTERPARTY» nos cuentan las mejores anécdotas de su rodaje!

superpop-poster-mini-1
¡¡¡Por fin!!! Prepárate a temblar, a sorprenderte y a pasar mucho miedo… Y es que hoy es el día, ¡se estrena «Afterparty», la primera peli protagonizada por Luis Fernández! El filme, dirigido por Miguel Larraya, llega a nuestros cines este viernes 13 de septiembre para mostrarnos la historia de El Capi, un actor de éxito que acude a una fiesta y es abordado por sus fans, que se lo rifan ¡porque está cañón! Sin embargo, después de una noche llena de pasión y de escarceos con unas cuantas de ellas, despertará atrapado en la casa, que se convertirá en su peor pesadilla…

Para saber más secretillos de su rodaje, en Súper Pop hemos hablado con sus protas: Luis Fernández, Alicia Sanz, Andrea Dueso, Rocío León y Ana Caldas. No te pierdas esta divertida entrevista ¡y mucho menos la peli!

-¡Hola, chicos! ¿Cómo fue la experiencia de rodar la película?
LUIS FERNÁNDEZ: Muy bien, fue muy dura pero estoy súper orgulloso de ella.

ANDREA DUESO: Como experiencia muy bien porque el equipo ha sido fantástico. Y yo, que odio las pelis de miedo, no me gustan nada, he disfrutado mucho rodándola porque ya sabes qué va a pasar. Tiene un punto muy divertido, se disfruta más.

ALICIA SANZ: Fue muy intenso. Estuvimos grabando un mes en esta casa, que es como un personaje en sí, un búnker. Fue intenso y divertido.

ROCÍO LEÓN: Sí, fue muy divertido, los compañeros son súper divertidos y la verdad es que nos lo pasamos muy bien. De todas formas la peli es tan acelerada que no teníamos tiempo ni de pensar, fue como una fiesta muy larga, en realidad, ¡cuatro semanas de fiesta!

-¿No fue claustrofóbico rodar en una misma casa?
LUIS FERNÁNDEZ: Para mí fue muy duro. Había días en los que hacía un calor de muerte y otros hacía un frío infernal. La casa era tan grande que era imposible calentarla.

ANA CALDAS: La casa era laberíntica, y nos perdíamos cada vez que íbamos al baño, o nos asustábamos muchísimo a veces, era momento psicosis. Luego me iba a casa y estaba todo el rato en momento «Afterparty», con el susto en el cuerpo, jajaja.

ANDREA DUESO: Yo los primeros días me perdía y me entraba un miedo… pero la casa te lo daba todo. Daba miedo, pero también la utilizábamos para escondernos, gastarnos bromas y hacer coña. Hicimos unas cuantas gamberradas.

ALICIA SANZ: Yo me acuerdo de que llegaba momentos en los que yo decía: «¿Dónde estoy? ¿Tengo que bajar las escaleras o subirlas? ¿Esto da o no a la calle?». La casa es un laberinto.

ROCÍO LEÓN: Sí, pero a mí me gustó eso porque durante ese mes fue nuestra casa. Era una casa de verdad y tenía sus recovecos, sus lugares que ya convertías en favoritos. Te podías escapar y aislarte un poquito. A mí no me daba claustrofobia, de hecho tenía un jardín precioso desde donde se veía la montaña.

-¿Qué fue lo más complicado del rodaje para vosotros?
LUIS FERNÁNDEZ: Lo más duro para mí han sido las secuencias de acción, las muertes, el subir y bajar escaleras… ha sido todo duro, porque éramos muchas personas metidas en un sitio grande pero pequeño a la vez, porque éramos muchos en el equipo.

ANA CALDAS: Todo el tema de la captura. Fue duro por la voz, para no hacerte daño. Ahí te das cuenta de las dificultades que conlleva un rodaje de ese tipo. Y el día que me tocó la escena de la piscina me quería morir, ¡porque hacía un frío en Madrid…! Estábamos a menos diez grados en la Sierra.

ROCÍO LEÓN: ¡Gritar mucho! Teníamos después dolores de garganta…

-¿Y lo más divertido?
LUIS FERNÁNDEZ: Lo más divertido de la peli es Ana Caldas, jajaja. De hecho, en este rodaje es de los que más me he divertido fuera de lo que es el rodaje, porque hemos hecho un grupo divertido y con muy buen rollo. Yo me lo he pasado muy bien y me voy con siete colegas.

ANA CALDAS: Yo tengo millones de recuerdos divertidísimos. De hecho, muchas veces decíamos que teníamos que hacer una peli paralela porque a veces teníamos frases en las que las chicas nos decíamos: «Hay alguien más en la casa…», y echabas un vistazo y delante de nosotras había ¡veinte personas del equipo técnico! Así que, imaginad, nos moríamos de la risa. Era un no parar de reír. Y con Luis nos reíamos muchísimo. Yo volvería a rodar «Afterparty» una y otra vez…

ALICIA SANZ: Para mí lo más divertido han sido las escenas que me han supuesto un reto tanto físico o emocional: las persecuciones o los momentos en los que te caes al suelo.

ANDREA DUESO: Estar en el camerino, jajaja. Y rodar con sangre daba cosa…

ROCÍO LEÓN: Los compañeros y rodar las carreras, las persecuciones. Fue muy divertido también. Y saltar obstáculos.

– Al estar tantos días unidos, ¿después de esta «Afterparty» teníais tiempo para salir de fiesta también?
ALICIA SANZ: Alguna hemos hecho… jajaja.

LUIS FERNÁNDEZ: Yo es que no tuve mucho tiempo para salir, porque el rodaje no nos lo permitía. Nos divertimos antes y después del rodaje.

ANDREA DUESO: Yo, sobre todo con Ana, nos hemos pegado buenas «afterfiestas», jajaja. Y estuvimos en casa de Ana. Y la fiesta de fin de rodaje también fue muy chula.

ROCÍO LEÓN:Durante el rodaje no, teníamos la cabeza demasiado concentrada en la peli. Antes de los ensayos sí que hicimos varios encuentros para hacer piña, y después también, pero durante el rodaje era imposible porque madrugábamos muchísimo y acabábamos muy tarde, teníamos unas jornadas muy intensas. Y era llegar a casa y morir. Y el fin de semana, me lo pasaba mirando al infinito…

ANA CALDAS: ¡Hicimos una fiesta en mi casa! La hicimos para coger confianza. O nos íbamos al bar de un colega de Luis, luego otra en casa de Luis…

-Luis, si ahora te llega un SMS en el que pone: «Fiestón en un casoplón, ¿te apuntas?», ¿qué dices?
LUIS FERNÁNDEZ: Pues daría mal rollete, sobre todo si no sé bien quién organiza la fiesta. De todas formas ya voy a cumplir 29 años y ya no salgo tanto de fiesta. Yo nunca he sido muy fiestero, yo siempre me iba a casa antes del amanecer porque odio el sol por la mañana.

-¿Nos podéis contar alguna anécdota de rodaje?
ROCÍO LEÓN:Lo que le pasó a Ana fue muy gracioso… había una secuencia en la que se tiran a la piscina los personajes de Alicia y Ana, y yo me quedo en el borde mirando muy frustrada. Hicimos ensayo de la escena, ¡pero Ana no se enteró de que era un ensayo… y se tiró! Y mientras lo hacía y estaba en el aire, todos gritamos: «¡Noooooo!», pero ya estaba cayendo. Como se le mojó la ropa tuvimos que cortar para ir a comer mientras se secaba…

ANA CALDAS: Me tiré a la piscina, ¡y nunca mejor dicho! Lo pasé fatal, jaja. Y tengo otra anécdota: un día me escondí dentro de un armario con un cuchillo porque Luis tenía que abrir la puerta del armario ¡y le quería dar un susto! Pero tardaba tanto, tardaba tanto, ¡que al final acabé saliendo! Yo decía: «Ay, por favor, ¡yo me muero aquí dentro sola!», jajaja.

-¿Cómo ha sido rodar las escenas de terror y sangre?
ROCÍO LEÓN: ¡Ha sido muy divertido! Además, uno quiere estar siempre muy limpio, y de repente que te llenen de sangres y de sustancias, tiene su rollito. Era muy gracioso porque nos íbamos a comer manchadas, era muy gracioso. Además, yo soy vegetariana y la gente me hacía bromas del tipo: «¿Qué te has comido, una vaca?», jajaja.

-También hay escenas picantitas… ¿cómo ha sido rodarlas?
ALICIA SANZ: La verdad es que me sentí súper cómoda, yo nunca había rodado escenas de ese tipo y Luis me lo hizo también súper fácil, y el equipo también. Yo me sentí muy bien, no me costó.

-Chicas, ¿qué os ha parecido el prota de la peli, Luis? ¿Cómo ha sido currar con él?
ALICIA SANZ: Muy bien, la verdad es que no nos conocíamos, nos conocimos allí en el rodaje y yo creo que cuando pasas tantas horas de rodaje con el equipo terminas haciendo piña.

ANA CALDAS: Yo no tenía el placer de conocerlo pero ¡fue amor a primera vista! Es de esas personas que te enamoran al minuto de conocerlo porque es tan puro y pone tanta pasión y tanta alegría en todo lo que hace que sólo puedes enamorarte de él. He tenido mucha suerte, para mí ya es como mi cuarto hermano.

ANDREA DUESO: Yo tampoco lo conocía, pero enseguida nos hicimos amigos. Es muy cercano y divertido, y es muy fácil trabajar con él. Es muy profesional, ha sido genial.

ROCÍO LEÓN: Es un encanto. Luis es un encanto y es un tío súper profesional, siempre queriendo currar y preocupado porque nada se retrasara. Ha sido un placer trabajar con él porque lo ha puesto todo muy fácil.

-La peli reflexiona sobre los límites que pueden traspasar los fans que adoran a sus ídolos. ¿No da mal rollo que pase algo así?
LUIS FERNÁNDEZ: Hombre, en esta peli está llevado a un extremo, aunque hay veces que la realidad supera la ficción. Hay que saber medir la pasión de las fans para que no te pasen estas cosas. Sí que hay fans que se pueden obsesionar y hay que saber tratar eso. Yo por suerte tengo muy buena relación con mis fans, ninguna se ha sobrepasado.

ALICIA SANZ: Hombre es algo que puede pasar, a gente como Justin Bieber seguro que le han pasado cosas muy heavies. O a Sara Casasnovas, a la que la agredieron al salir del teatro. Puede pasar.

ANA CALDAS: ¡A mí sí que me da miedo la pasión desmedida de los fans! Ya hay veces que recibes mensajes por Twitter que dan miedo… algunos amigos míos actores me dicen que lo mejor es no contestar ni para bien ni para mal, porque lo que quieren esos fans es el contacto. Eso da miedo, pero en realidad es una faena porque por otro lado hay fans que son divinas y maravillosas, son encantadoras y cariñosas.

ANDREA DUESO: Mis fans son adorables, me hacen collages y vídeos. Pero es cierto que se conocen historias de fans que traspasan límites. Yo jamás fui una fan loca, pero sé que los hay. Yo soy de subir muchas fotos al facebook, y recuerdo que una vez me hice una foto de un tatuaje con mi móvil pero no la subí. Y al rato me llama mi madre y me dice: «¿Y ese tatu que te has hecho?», y me quedé loca, porque esa foto saltó a internet. No sé qué pasó… da miedo.

ROCÍO LEÓN: A mí en concreto no me da miedo, pero sí que hay famosos a los que les pasa cosas heavies. Pero yo creo que la gente no está tan loca, confío en el ser humano. Yo de pequeña lloraba cuando escuchaba a los Back Street Boys, creo que cuando una es teenager se emociona con mucha facilidad.

-¿Qué es lo más loco que te ha pasado con tus fans?
LUIS FERNÁNDEZ: Una chica se desmayó dos veces seguidas. Me vio, se desmayó, le eché agua, se recuperó y cuando me vio, se volvió a desmayar.

ALICIA SANZ: Hay varios fans que siempre me encuentro en los estrenos, son súper fieles. Y hay una persona que me cuida muchísimo, que se llama Miguel. Me ayuda con la web y siempre está súper pendiente de todo. Yo todo lo que puedo decir es bueno, porque mis fans me ayudan un montón.

ANA CALDAS: A mí se me ponen los pelos de punta cuando me dicen cosas bonitas porque yo también he sido fan. Sé lo que se siente cuando alguien te mira y te quedas sin palabras. A mí me hacen vídeos, me mandan cartas… La presidenta de mi club de Fans, Aroa, me regaló unos pendientes con los que se me saltaban las lágrimas. Pero yo también he hecho locuras, ¡he llegado a dormir en la calle por ver al Sevilla Fútbol Club!

ROCÍO LEÓN: Una vez fui al médico y me hablaba normal, pero al final de la consulta me dijo: «Ah, claro, como cantas tanto…», ¡y me quedé súper loca! Y luego por twitter te hacen comentarios majos, pero también algunos sórdidos o extraños…

-En los rodajes de las pelis de miedo dicen que pasan cosas raras… ¿os ha pasado algo?
ALICIA SANZ: Yo cuando me quedaba sola lo pasaba bastante mal. Y si me quedo sin móvil, ¡ni te cuento! Te planteas la situación de los protas y es heavy…

ANA CALDAS: Yo es que soy súper miedosa y siempre intento estar con gente, y si alguna vez he oído algún ruido raro he dicho a todos: «¡Tranquilos, es el gato!», porque había un gato por ahí suelto…
ANDREA DUESO: Yo no he escuchado ni he visto nada porque, si no, ¡salgo corriendo! Todo fue divertido, estábamos como en familia.

ROCÍO LEÓN: Que yo recuerde todo fue bien. Y menos mal, porque yo soy una cagueta. Pero no pasó nada en concreto.

-¿Cuál es la fiesta más loca que habéis vivido?
ANA CALDAS:Yo es que antes vivía con mis hermanos y hacía unas fiestas locas, locas… un día abrí la puerta de mi casa ¡y no podía abrir de la gente que había! Esa fiesta fue increíble, ¡yo pensaba que salíamos en los periódicos! Incluso quitamos las puertas de los baños para que no se hicieran colas, ¡era como una discoteca! Ésa ha sido una de las fiestas más locas. Y luego los veranos en Tarifa, ¡son súper locos!

-¿Cómo animarías a las chicas a que vayan a ver la peli?
ALICIA SANZ: Es una peli que tiene muchísima acción, sorpresas ¡y un prota súper guapo!

ANA CALDAS: Para empezar el principal atractivo es Luis Fernández. Encima, ¡sale de muy buen ver, con poquita ropa! Y eso ya incentiva a cualquiera. Y luego las niñas también estamos bien, hay mucha carne. Y es una peli divertida.

ROCÍO LEÓN:Tienen que ir porque es un thriller, es divertida, es sexy y tiene mucha adrenalina ¡y mucha sorpresa!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?