Las redes sociales provocan nuevas enfermedades. ¿Sufres alguna de ellas?

superpop-superpop_reportaje_peque_enfermedades_redes_sociales-1
¿Te da de todo cuando pierdes el móvil? ¿Necesitas estar constantemente conectada a tus redes sociales? ¿No puedes pasar sin ver el perfil de tus amigos en Facebook? ¡Pues tal vez sufras alguna de las enfermedades que está provocando el uso inadecuado de las redes sociales! Entérate bien de cuáles son… ¡y controla!

¡Las más comunes!

Las redes sociales molan mucho y nos encanta estar conectadas a ellas, ¡pero hay que usarlas con cabeza y controlar! Porque si no las usas adecuadamente, pueden provocar algunos transtornos como demuestra un análisis realizado por la consultora de comunicación Torres y Carrera, en colaboración con Evidentia Marketing y expertos en Seguridad y Salud Laboral. Entre las patologías más comunes, encontramos la Apnea del WhatsApp (ansiedad por ocultar mensajes de forma compulsiva), la depresión de Facebook (necesidad de visualizar perfiles de otros usuarios para reducir nuestra tristeza al recordar momentos felices del pasado) o el síndrome de Google (el cerebro no logra recordar y olvida datos como consecuencia del uso frecuente de buscadores de Internet). ¿Te pasa algo de eso? ¡Pues controla! Y toma nota del resto de enfermedades que existen…

¡Fíchalas y controla!

El uso inadecuado de las nuevas tecnologías puede provocar dolores de cabeza, insomnio, nerviosismo y ansiedad, pero también las llamadas tecnopatías provocadas por la excesiva saturación de redes sociales que tenemos… ¡Y es que nos pasamos casi 6 horas conectados al día! ¡Controla todo lo que te puede provocar abusar del móvil y de Internet!

Apnea del Whatsapp: La sufren aquellos que miran constantemente esta app de manera compulsiva en busca de mensajes o que controlan todos sus mensajes para borrar los que no les interesan que se vean.

Síndrome de la llamada imaginaria: Se desencadena cuando nuestro cerebro nos hace imaginar que escuchamos el tono de una llamada.

Nomofobia: Se denomina así a la ansiedad y el miedo irracional ante la posibilidad de perder el móvil o salir de casa sin él.

Depresión de Facebook: Afecta a aquellos que visualizan perfiles de otros usuarios como medio para reducir su tristeza al recordar momentos felices del pasado.

Síndrome de Google: El cerebro no logra recordar y olvida un dato como consecuencia de la posibilidad de acceder fácilmente y en cualquier momento a esa información a través de los buscadores de Google.

Hipersensibilidad electromagnética: Es un trastorno de base neurológica que sufren determinadas personas que reaccionan ante las radiaciones electromagnéticas no ionizantes como las que emiten los teléfonos móviles o las antenas de telefonía.

¡Disfruta de las redes sociales con cabeza!

¿A que has flipado con todas estas enfermedades? ¿Te pasa alguna de ellas? Pues controla, porque vale que no podemos casi ni vivir sin nuestro móvil y las redes sociales ¡pero hay que usarlas con cabeza! Ahí van algunos trucos:

Controla el tiempo que pasas enganchad@ al móvil y a Internet. ¡No te pases!

No te obsesiones con lo que publican tus amigos y conocidos

¡Sal por ahí! Aprovecha tu tiempo libre para estar con tus colegas ¡y pasar del móvil durante un tiempo!

Habla las cosas a la cara. Lo mejor es aclarar y compartir las cosas directamente cara a cara, nunca por móvil

¡Ten otros hobbies! Leer, hacer deporte, salir de shopping… ¡Hay miles de cosas que puedes hacer sin depender para nada de Internet!

¿Te has sentido identificad@ con algunos de estos síntomas? ¿Crees que están engachad@ a Internet?


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?