Las mejores mascarillas. Pelo, cara, manos…

superpop-superpop-belleza-homemasc-1
Si lo de cocinar te gusta menos que ver documentales históricos, ¡ahora vas a cambiar de idea! Porque en tu cocina tienes todos los ingredientes ¡para ponerte guapísima! ¡Puedes fabricarte las mejores mascarillas para conseguir una piel radiante! Pilla el delantal ¡y a trabajar! El pelo, las manos, las cartucheras, la cara, el vientre y tu escote son las zonas que más cuidados van a necesitar con el buen tiempo. El sol, la sal del agua de mar, el cloro de la piscina y la arena hacen que tu piel necesite una ayuda para brillar a tope, ¿no crees? Pues ficha estas súper mascarillas caseras ¡y luce piel radiante! Son fáciles de hacer y fabricándolas ¡te divertirás un montón!

MASCARILLA PARA TU ROSTRO

Si quieres que la piel de tu cara luzca impresionante, ¡ficha esta mascarilla! Te ayudará a eliminar impurezas como puntos negros y te suavizará un montón. ¿Lista? Pues pilla un yogur natural, una cucharadita de miel y unas diez o doce gotitas de zumo de limón. Puedes exprimirlo con las manos e ir añadiendo las gotitas desde el mismo limón. Echa todos los «ingredientes» en un bol y mézclalos bien con una cucharilla. ¿OK? Luego pilla una esponjita y aplícate con ella la mascarilla en la cara. No te lo apliques en el contorno de ojos, ¡porque podrías irritarlos! Deja actuar la mascarilla durante 30 minutos. Luego aclárate con agua abundante bien fresquita. Ya verás qué bien te sientes… Y sécate con una toalla de tocador limpia dando golpecitos, ¡no frotando! Tu cara estará ¡tope suave!

PELO MÁS BRILLANTE…

Esta mascarilla para tu pelo es de lo mejor… Cuando vayas a lavarte el pelo, ten a mano esta mascarilla ¡y flipa con tu nueva melena! Pilla un plátano que esté bastante maduro, un limón y un poquito de aceite de girasol. Coge uno de esos bols que usas para devorar los cereales de buena mañana y machaca el plátano. Puedes hacerlo con un tenedor o con el palo del mortero. Añádele una cucharada de postre llena de zumo de limón y otra de aceite de girasol. Remueve con energía ¡y llévate la mascarilla a la ducha! Lávate el pelo con tu champú habitual, aclara bien y seca con toalla. Coge la mascarilla y aplícatela desde la raíz hasta las puntas. Deja actuar durante 30 minutos ¡y aclara bien! ¡Verás qué súper brillo!

PIERNAS DE CINE

La piel de naranja es la enemiga número uno de las chicas ¡desde la era de los dinosaurios! ¡Pero ahora ha llegado el momento de ponerla a raya! ¿Conoces aquel dicho que dice «Si no puedes con tu enemigo, únete a él»? ¡Pues eso es lo que tienes que hacer con la piel de naranja! Atacarla ¡con naranja! Raya la piel de una naranja más bien grande. Mézclala con un yogur natural y un puñado pequeño de harina. Mezcla bien con una cuchara y aplícate la mascarilla por la zona donde tengas celulitis. Masajea tus muslos, con las manos embadurnadas de mascarilla, con los nudillos haciendo círculos ¡en el sentido de las agujas del reloj! Deja actuar la mascarilla sobre tus piernas mientras masajeas unos cinco minutos y retira con agua y jabón. Lo ideal es que la hagas cada día durante dos semanas. Si te sobra mezcla, puedes guardarla en la nevera dentro de un bote de cristal.

VIENTRE FIRME Y PLANO

Si quieres que tu vientre sea más plano y firme que una tabla de planchar, ¡ésta es tu mascarilla ideal! Pilla dos pepinos, pélalos y córtalos en rodajas finitas. Luego, machaca las rodajas en un bol o en un mortero. Haz lo mismo con una rodaja de melón que esté bien madurito ¡y sin pepitas! Mezcla el pepino y el melón con un tenedor hasta que consigas hacer una masa consistente. Aplícate la mezcla en el vientre y deja actuar durante unos veinte minutos. Luego aclara con agua bien fresquita. El pepino y el melón tonifican a tope los músculos y actúan como quemagrasas. Dos veces por semana.

MANOS IMPECABLES

¿Tienes las manos ásperas y secas? Con esta sencilla mascarilla ¡serán súper suaves! Pon en un bol un vaso de leche entera tibia y añádele medio zumo de naranja. Mezcla con una cucharilla ¡y listo! Sumerge tus manos en el bol y deja que la mascarilla actúe durante diez minutos. Pasado este tiempo, aclárate bien las manos con agua bajo el grifo ¡y verás qué manos más suaves te quedan!La leche actúa como una poderosa hidratante… ¡Se morirán por tus caricias!

PECHO A PRUEBA DE ESCOTES

El calor hace que se obstruyan los poros de la piel, especialmente la del pecho y, a veces, salen aquellos granitos tan poco estéticos. Pues con esta fantástica mascarilla ¡te dejará lucir hasta el escote más exagerado! Necesitarás 3 fresas, media manzana, una rodaja de sandía y la clara de un huevo. ¿Lo tienes todo? ¡Pues manos a la obra! En un bol, machaca la pulpa de las fresas, la manzana y la sandía. Añade a la mezcla de pulpas la clara del huevo y bátelo todo junto. Aplícate la masa resultante en el escote con la ayuda de un pincel y déjala actuar durante 45 minutos. La piel de tu escote quedará firme y brillante gracias al poder exfoliante y reafirmante de la fruta ¡e hidratante del huevo! ¡Lo más!
Si lo de cocinar te gusta menos que ver documentales históricos, ¡ahora vas a cambiar de idea! Porque en tu cocina tienes todos los ingredientes ¡para ponerte guapísima! ¡Puedes fabricarte las mejores mascarillas para conseguir una piel radiante! Pilla el delantal ¡y a trabajar! El pelo, las manos, las cartucheras, la cara, el vientre y tu escote son las zonas que más cuidados van a necesitar con el buen tiempo. El sol, la sal del agua de mar, el cloro de la piscina y la arena hacen que tu piel necesite una ayuda para brillar a tope, ¿no crees? Pues ficha estas súper mascarillas caseras ¡y luce piel radiante! Son fáciles de hacer y fabricándolas ¡te divertirás un montón!

MASCARILLA PARA TU ROSTRO

Si quieres que la piel de tu cara luzca impresionante, ¡ficha esta mascarilla! Te ayudará a eliminar impurezas como puntos negros y te suavizará un montón. ¿Lista? Pues pilla un yogur natural, una cucharadita de miel y unas diez o doce gotitas de zumo de limón. Puedes exprimirlo con las manos e ir añadiendo las gotitas desde el mismo limón. Echa todos los «ingredientes» en un bol y mézclalos bien con una cucharilla. ¿OK? Luego pilla una esponjita y aplícate con ella la mascarilla en la cara. No te lo apliques en el contorno de ojos, ¡porque podrías irritarlos! Deja actuar la mascarilla durante 30 minutos. Luego aclárate con agua abundante bien fresquita. Ya verás qué bien te sientes… Y sécate con una toalla de tocador limpia dando golpecitos, ¡no frotando! Tu cara estará ¡tope suave!

PELO MÁS BRILLANTE…

Esta mascarilla para tu pelo es de lo mejor… Cuando vayas a lavarte el pelo, ten a mano esta mascarilla ¡y flipa con tu nueva melena! Pilla un plátano que esté bastante maduro, un limón y un poquito de aceite de girasol. Coge uno de esos bols que usas para devorar los cereales de buena mañana y machaca el plátano. Puedes hacerlo con un tenedor o con el palo del mortero. Añádele una cucharada de postre llena de zumo de limón y otra de aceite de girasol. Remueve con energía ¡y llévate la mascarilla a la ducha! Lávate el pelo con tu champú habitual, aclara bien y seca con toalla. Coge la mascarilla y aplícatela desde la raíz hasta las puntas. Deja actuar durante 30 minutos ¡y aclara bien! ¡Verás qué súper brillo!

PIERNAS DE CINE

La piel de naranja es la enemiga número uno de las chicas ¡desde la era de los dinosaurios! ¡Pero ahora ha llegado el momento de ponerla a raya! ¿Conoces aquel dicho que dice «Si no puedes con tu enemigo, únete a él»? ¡Pues eso es lo que tienes que hacer con la piel de naranja! Atacarla ¡con naranja! Raya la piel de una naranja más bien grande. Mézclala con un yogur natural y un puñado pequeño de harina. Mezcla bien con una cuchara y aplícate la mascarilla por la zona donde tengas celulitis. Masajea tus muslos, con las manos embadurnadas de mascarilla, con los nudillos haciendo círculos ¡en el sentido de las agujas del reloj! Deja actuar la mascarilla sobre tus piernas mientras masajeas unos cinco minutos y retira con agua y jabón. Lo ideal es que la hagas cada día durante dos semanas. Si te sobra mezcla, puedes guardarla en la nevera dentro de un bote de cristal.

VIENTRE FIRME Y PLANO

Si quieres que tu vientre sea más plano y firme que una tabla de planchar, ¡ésta es tu mascarilla ideal! Pilla dos pepinos, pélalos y córtalos en rodajas finitas. Luego, machaca las rodajas en un bol o en un mortero. Haz lo mismo con una rodaja de melón que esté bien madurito ¡y sin pepitas! Mezcla el pepino y el melón con un tenedor hasta que consigas hacer una masa consistente. Aplícate la mezcla en el vientre y deja actuar durante unos veinte minutos. Luego aclara con agua bien fresquita. El pepino y el melón tonifican a tope los músculos y actúan como quemagrasas. Dos veces por semana.

MANOS IMPECABLES

¿Tienes las manos ásperas y secas? Con esta sencilla mascarilla ¡serán súper suaves! Pon en un bol un vaso de leche entera tibia y añádele medio zumo de naranja. Mezcla con una cucharilla ¡y listo! Sumerge tus manos en el bol y deja que la mascarilla actúe durante diez minutos. Pasado este tiempo, aclárate bien las manos con agua bajo el grifo ¡y verás qué manos más suaves te quedan!La leche actúa como una poderosa hidratante… ¡Se morirán por tus caricias!

PECHO A PRUEBA DE ESCOTES

El calor hace que se obstruyan los poros de la piel, especialmente la del pecho y, a veces, salen aquellos granitos tan poco estéticos. Pues con esta fantástica mascarilla ¡te dejará lucir hasta el escote más exagerado! Necesitarás 3 fresas, media manzana, una rodaja de sandía y la clara de un huevo. ¿Lo tienes todo? ¡Pues manos a la obra! En un bol, machaca la pulpa de las fresas, la manzana y la sandía. Añade a la mezcla de pulpas la clara del huevo y bátelo todo junto. Aplícate la masa resultante en el escote con la ayuda de un pincel y déjala actuar durante 45 minutos. La piel de tu escote quedará firme y brillante gracias al poder exfoliante y reafirmante de la fruta ¡e hidratante del huevo! ¡Lo más!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?