Lánzate de una vez… ¡y ataca en San Valentín!

superpop-pareja-novios-lanzatejpg
¿Otra vez el 14 de febrero te ha pillado de improviso en el calendario sin que le hayas confesado que estás loquita por sus huesos? Pues olvida tu timidez y prepárate, ¡¡¡porque mañana va a ser el gran día!!! La cuenta atrás ha empezado para que te plantes delante del chico que tanto te mola y le confieses tu amor… Cupido estará a tu lado para lanzarle una flecha y atravesarlo forever si sigues estos trucos: 

CONFÍA EN TI, ¡ERES LO MÁS!
Seguro que el chico que te hace suspirar está como un queso, pero ¿tú te has mirado en el espejo? Pues ponte delante de uno y fíjate bien en todas esas armas que tú sabes que tienes para conquistar… Tus ojazos, tus pestañas, esa sonrisa que te hace tan tierna, tu pelo, tu actitud divertida, tu buen rollo y esas miles de cosas que sabes que tienes ¡¡¡son tu mejor artillería para atacar!!! Confía en ti misma, sabes que eres una chica 10 y que cualquier chico podría encontrar mil motivos para pedirte salir, ¡tú sí que eres un bombón! 

¡SIÉNTETE GUAPA!¿Y qué me dices de esos truquitos que todas tenemos para vernos todavía mejor? Sácalos del cajón y del armario, ¡mañana es el día ideal para lucirte! Y es que no hace falta que te pongas mega sexy o pidas guerra, basta con que te pongas esa blusa, esos vaqueros o ese vestido que sabes que te hacen sentir guapa, esas gotas de perfume con las que dejas huella o ese color de labios que tantas miradas atrae. Fijo que con esos complementos, ganarás en seguridad para confesarle lo que siente tu corazón. 


¡NATURALIDAD A TOPE!
No hace falta que te prepares un discurso del tipo: «Hace mucho tiempo que quería decirte…», «Hace meses que siento algo…» o «Me preguntaba si querrías salir conmigo hoy…», ¡para nada! La forma de acercarte a él es usando tu naturalidad. Proponle como quien no quiere la cosa un plan molón como ir a un concierto, al cine o a tomar algo en un sitio de moda. Pero hazlo sin que suene forzado ¡y sin que suene a cita! Y es que así, si el chico siente que todo es casual, se sentirá mucho más relajado y ¡¡¡te dirá que sí!!! 

PISTAS, PISTAS Cuando quedes con él, ¡no te cortes! Si ya has llegado hasta la cita, ¡¡¡llegó la hora de lucirte!!! Sé súper enrollada, muéstrate como su mejor colega y gánatelo siendo divertida y simpática, pero no dejes de mostrarle a través de pistas que te mola… Dile lo interesante que te parece, rózalo suavemente o hazle alguna caricia, piropéale como si fuera en broma… vaya, pónselo un poco clarito para que sepa que te tiene loquita.

UN DETALLE ROMPEDOR Cuando ya hayas ganado mogollón de confianza con él, mira casualmente tu móvil y dile: «¡Anda, pero si hoy es San Valentín!». Entonces, llegará tu truco final: hacerle un regalo para que no olvide ese día. Pero ¡alto! Tiene que ser algo especial, no algo que hayas comprado para la ocasión ¡o se asustará! Regálale una pulsera que lleves puesta, algún amuleto que guardes en el bolso y sea importante para ti, una foto tuya de carnet -¡y se la firmas como si fueras una «celebrity»!- o tu llavero preferido. Algo que tenga una historia detrás especial, pues el chico sabrá que si le regalas algo tan personal, ¡es que es muy importante para ti! Y… ¿por qué no? Si has notado un feeling entre los dos, ¿Qué mejor regalo que un beso? ¡¡¡Feliz San Valentín!!!¿Otra vez el 14 de febrero te ha pillado de improviso en el calendario sin que le hayas confesado que estás loquita por sus huesos? Pues olvida tu timidez y prepárate, ¡¡¡porque mañana va a ser el gran día!!! La cuenta atrás ha empezado para que te plantes delante del chico que tanto te mola y le confieses tu amor… Cupido estará a tu lado para lanzarle una flecha y atravesarlo forever si sigues estos trucos: 

CONFÍA EN TI, ¡ERES LO MÁS!
Seguro que el chico que te hace suspirar está como un queso, pero ¿tú te has mirado en el espejo? Pues ponte delante de uno y fíjate bien en todas esas armas que tú sabes que tienes para conquistar… Tus ojazos, tus pestañas, esa sonrisa que te hace tan tierna, tu pelo, tu actitud divertida, tu buen rollo y esas miles de cosas que sabes que tienes ¡¡¡son tu mejor artillería para atacar!!! Confía en ti misma, sabes que eres una chica 10 y que cualquier chico podría encontrar mil motivos para pedirte salir, ¡tú sí que eres un bombón! 

¡SIÉNTETE GUAPA!¿Y qué me dices de esos truquitos que todas tenemos para vernos todavía mejor? Sácalos del cajón y del armario, ¡mañana es el día ideal para lucirte! Y es que no hace falta que te pongas mega sexy o pidas guerra, basta con que te pongas esa blusa, esos vaqueros o ese vestido que sabes que te hacen sentir guapa, esas gotas de perfume con las que dejas huella o ese color de labios que tantas miradas atrae. Fijo que con esos complementos, ganarás en seguridad para confesarle lo que siente tu corazón. 


¡NATURALIDAD A TOPE!
No hace falta que te prepares un discurso del tipo: «Hace mucho tiempo que quería decirte…», «Hace meses que siento algo…» o «Me preguntaba si querrías salir conmigo hoy…», ¡para nada! La forma de acercarte a él es usando tu naturalidad. Proponle como quien no quiere la cosa un plan molón como ir a un concierto, al cine o a tomar algo en un sitio de moda. Pero hazlo sin que suene forzado ¡y sin que suene a cita! Y es que así, si el chico siente que todo es casual, se sentirá mucho más relajado y ¡¡¡te dirá que sí!!! 

PISTAS, PISTAS Cuando quedes con él, ¡no te cortes! Si ya has llegado hasta la cita, ¡¡¡llegó la hora de lucirte!!! Sé súper enrollada, muéstrate como su mejor colega y gánatelo siendo divertida y simpática, pero no dejes de mostrarle a través de pistas que te mola… Dile lo interesante que te parece, rózalo suavemente o hazle alguna caricia, piropéale como si fuera en broma… vaya, pónselo un poco clarito para que sepa que te tiene loquita.

UN DETALLE ROMPEDOR Cuando ya hayas ganado mogollón de confianza con él, mira casualmente tu móvil y dile: «¡Anda, pero si hoy es San Valentín!». Entonces, llegará tu truco final: hacerle un regalo para que no olvide ese día. Pero ¡alto! Tiene que ser algo especial, no algo que hayas comprado para la ocasión ¡o se asustará! Regálale una pulsera que lleves puesta, algún amuleto que guardes en el bolso y sea importante para ti, una foto tuya de carnet -¡y se la firmas como si fueras una «celebrity»!- o tu llavero preferido. Algo que tenga una historia detrás especial, pues el chico sabrá que si le regalas algo tan personal, ¡es que es muy importante para ti! Y… ¿por qué no? Si has notado un feeling entre los dos, ¿Qué mejor regalo que un beso? ¡¡¡Feliz San Valentín!!!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?