¡Descifra las señales que te lanza!

superpop-superpop-reportaje-peque-chicos-senales-1

 

Te mira mogollón

OPCIÓN A: ¡Le atrae tu body! Sí, sí… Está mega comprobado que, cuando un chico te mira más de la cuenta, es que le mola tu cara, tu delantera, tu trasero, tus piernas… ¡Todo tu body enterito! Además, ellos no saben disimular esta reacción ¡y siempre acabamos pillando todas sus miraditas! 
OPCIÓN B: ¡¡¡El rímel, ups!!! Pero también puede ser por otra razón… ¡¡¡Corre a un espejo ya!!! Igual ese chico te mira tanto porque tienes un pegote de rímel bajo el ojo ¡y parece que te has peleado con alguien!

 

Se mete contigo

OPCIÓN A: ¡Te necesita! ¡Eso es que eres totalmente imprescindible para él! No puede vivir sin ti y necesita picarte una y otra vez ¡porque no conoce otra forma de acercarse a ti! ¡Pues pícale tú también! 
OPCIÓN B: ¡Es colega de Risto! Si no es la opción anterior, sólo existe esta posibilidad, je… ¡Es amigo o familiar del presentador más borde! Fijo que Risto le está dando clases particulares… ¡Pues dile ciao!

 

Te guiña mucho el ojo

OPCIÓN A: ¡Quiere ligar! Es un chico súper picante con un lado mega sexy. ¡Por eso te guiña el ojo! Quiere ligar contigo, pero no sabe si le correspondes y, por esa razón, coquetea contigo. ¡Devuélvele un guiño! Él necesita también una señal tuya…

OPCIÓN B: ¡Esa pestaña! ¿Cierra y abre varias veces el ojo? Pues tal vez se le ha colado una pestaña dentro y no consigue sacarla… ¡Qué chasco, sniff! Tranqui, puedes ofrecerte a quitársela y fijo que te lo ganarás.

Te envía cantidad de WhatsApps

OPCIÓN A: ¡Se preocupa por tiI! Cuando no estás cerca de él, ¡no puede soportarlo y tiene que saber de ti como sea! ¡Y utiliza los WhatsApps porque son rápidos y directos! Uff, no veas, está muy coladito por ti. ¡Ni lo dudes!
OPCIÓN B: ¡Son gratis! No le cuestan un euro y así aprovecha para divertirse… Responde, es una manera de hablar con él.

 

Te persigue con la mirada

OPCIÓN A: ¡Te vigila! Pasas por delante suyo y te mira de arriba a abajo; vas al baño y te sigue con la mirada para ver a dónde te diriges; hablas con un chico y no te quita ojo… ¡¡¡Parece un espía secreto!!! Lo que le pasa es que se está enamorando de ti. Sí…

OPCIÓN B: Busca la marca de tus vaqueros. ¡Puede ser! Tal vez le quiere comprar vaqueros a su hermana y le molan los tuyos. ¡Y busca la marca, ja, ja, ja!

¡Lo ves en todas partes!

OPCIÓN A: ¡Te va a pedir! Se está haciendo el encontradizo ¡para pedirte para salir! Y, de paso, se entera de los lugares que te molan y de cómo es tu pandilla. ¡No falla!

OPCIÓN B: ¡Quiere ayuda! Ejem, ¿y si resulta que lleva fatal las mates y sabe que tú eres una «crack»? ¡Por eso te busca! Pues si él te mola mucho, ¡acepta ayudarle, je!

Se acerca mucho a tu amiga

OPCIÓN A: ¡Para saber de ti! ¡Claro! Uhuh… ¡Es una señal buenísima! Se acerca a tu colega para que le hable de ti y para que le ayude a conquistarte. ¡Se lo está currando!

OPCIÓN B: ¡Le mola ella! Bueeeno, todo es posible… Igual le gusta tu amiga, ¡pues fíjate tú en sus amigos bombones, oye!

 

De repente, no te habla

OPCIÓN A: Le da vergüenza. ¡Ay, qué timidín! Un día se atreve a decirte «hola» y, al día siguiente, ¡ni los buenos días! Tendrás que hablarle tú a él ¡y abrir su corazón!

OPCIÓN B: ¡Le han puesto aparatos! Y, por eso, pasa de abrir la boquita… ¡Pues dile que le quedan de maravilla y que sonría, je!

 

¿Qué más señales de los chicos te gustaría descubrir a ti, popera?


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?