Cuidados según tu tipo de pelo

superpop-belleza-cuidado-pelo

 

 

¡Haz 1º este test y descubre tu tipo de pelo!

 

SI TIENES EL PELO SECO

Así es: Tu melena no tiene brillo, es opaca, súper quebradiza, frágil… Encima, los cambios de temperatura, los rayos del sol, el cloro de la piscina cuando vas y el viento resecan y desvitalizan mogollón el pelo, ¡vaya! ¿Qué hacer? No olvides nunca aclarar tu pelo con agua dulce estés donde estés. Usa, además, protectores nutritivos para tu cabello y mascarillas con un extra de hidratación… ¡Arrasarás!
Tu mascarilla ideal: Machaca un plátano maduro, añade una cucharada de limón y otra de aceite de girasol. Mézclalo y aplícalo sobre el cabello. Déjalo actuar 30 minutos, lávalo y acláralo. Tu pelo estará hidratado, sedoso ¡y brillante!
Tu clave infalible: Para que el sol o los cambios de temperatura no castiguen tu pelo ni lo deje reseco, va genial ir humedeciendo de vez en cuando tu melena. No se trata de echarle agua todo el día, pero sí de mojarte la mano un par de veces al día y pasártela por tu pelo…

SI TIENES EL PELO NORMAL

Así es: Tienes un pelo libre, sano y natural. Genial… A pesar de eso, ¡no te duermas con los cuidados! El cambio de estación, el frío, el sol… son súper agresivos, así que no olvides las gorras o gorros cuando salgas de casa ni dejes de usar protectores capilares, mascarillas y suavizantes hidratantes, ¡porque en cualquier época del año el pelo puede dañarse! ¡A darle hidratación a saco!
Mascarilla ¡con truco!: Para darle un brillo extra a tu pelo, ¡apunta! Ponte, tras el lavado, una mascarilla nutritiva y, sin aclarar, ¡enrolla tu pelo con film transparente! Déjatelo durante toda la noche y, por la mañana, acláratelo con agua y un chorrito de vinagre de manzana… ¡Te quedará suave y brillante como nunca!
¡Tu secreto + total! Evita los peinados súper recogidos o hacerte coletas cuando tengas el pelo todavía húmedo, ¡puedes romperlo y se iría castigando poco a poco!

SI TIENES EL PELO GRASO

Así es: Tu pelo brilla demasiado y se ensucia mucho por culpa del exceso de grasa que se genera en tu cabeza. Por eso, la sensación de limpio ¡se pasa rápidamente! Para cuidarlo y recuperar su belleza, huye de productos agresivos, usa un buen protector de pelo a diario, ¡pero nunca te pongas demasiados productos en el cuero cabelludo! Y acláralo con agua fría, va genial para evitar la grasa.
Hazte esta mascarilla: Haz una mezcla con vinagre, que combate la grasa, y miel, que aporta brillo. Aplícatela en forma de masaje tras el lavado ¡y lista para seducir!
¡Apunta! Añade a tu último aclarado un poco de zumo de limón, ¡te quedará ideal! Además, restando a tu dieta las grasas, le dirás adiós para siempre al pelo graso. ¡Ciao!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?