Come lo que quieras sin engordar ni un gramo

superpop-superpop-belleza-home-57
Cuando pasamos una temporada de grandes comilonas, como en fiestas, es normal añadir algún kilillo de más o sentirte más hinchada. ¡Le pasa a todo el mundo! Después, toca desintoxicarte por dentro para verte + guapa por fuera. ¡Y no hay que hacer grandes sacrificios!
Beber mucha agua, moverte más, apostar por mucha fruta, platos a la plancha, evitar la bollería y el picoteo…
¡Y sentirte feliz! Eso sí, apunta un par de trucos tanto si comes en casa como fuera ¡para no sumar ni un kilo más! 😉

Si comes en casa…
•Agua a saco: Bebe dos vasos antes de la gran comida y reducirás el apetito. Y durante la comida, ¡nada de bebidas con gas!
•Las salsas: Puedes mojar un pelín de pan, ¡pero no una barra entera, eh!
•¿Hambre antes de comer? Pica una zanahoria o una manzana. Te saciarán y, así, no picarás dulces…
•Mastica bien: Y muy lentamente, porque comer despacio es más saludable y llena más… ¡Hay tiempo!
•¿Repetimos? Fijo que la comida de tu madre está increíble, pero pasa de repetir. ¡Quédate bien con el primero y listo!
•Cuando acabes, ¡muévete! Pon música, saca a bailar a la peña, queda con alguien, juega con tu gatito, saca al perro… ¡pero nada de «sofing»!
•¿Y después? Es tope normal que te apetezca picar algo enseguida, pero evita los de chocolate. Y en cuanto a frutos secos, opta por nueces y almendras. ¡Mmmm!

Si comes fuera…
•Con tus amigas: Si deciden ir de «fast-food», no te quedes en casa. Puedes tomar ese tipo de comida, ¡pero con cabeza!
•Elige: Ensaladas de pollo o hamburguesas de pescado, ya que las macro hamburguesas pueden añadirle 500 calorías ¡o más!
•Bebidas: Ya lo sabes, pasa de las gaseosas, hinchan por un tubo.
•En un restaurante con tu familia: Empieza por verduras, sopas o ensaladas y sigue con un plato de carne o pescado a la plancha. De postre, ¡macedonia!
•Cuando estés llena… ¡stooop! No tienes por qué seguir, tu cuerpo te ha pedido que pares.
•Y al día siguiente: ¡Despiértate con un buen zumo de naranja o de pomelo para desintoxicar el organismo! Y a por otra, je.

Y mucho ojo…
•¡No te saltes comidas! Si tienes una cena, ni se te ocurra ayunar durante el día. Cuando te sientes a la mesa, ¡arrasarás con todo!
•Sírvete un plato: No cojas los alimentos directamente de la fuente ¡o no podrás parar!
•Lávate los dientes: ¡En cuanto acabes de comer! Así se te pasarán las ganas. ¡Reposa un poco!
•Se trata de mantenerse: ¡Y no de perder peso! El objetivo es hacer bien la digestión, quemar calorías y no acumular grasas…
•Y no te rayes: No pienses demasiado en los kilillos y disfruta siempre con los tuyos.


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?