¡Así son los chicos según sus WhatsApps!

superpop-superpop-chicos-peque-asi-son-whatsapp-1

 

Lo estrena con…

 

Un saludo «old school»

Un «Hola» o un «¿Como va?» suelen ser su carta de presentación. Y no es que el chico sea tradicional, es que es un tímido de cuidado. Dale tiempo y confi y ¡verás cómo acaba mandándote unos WhatsApps de los que te dejan sin aire!

Estilo sobrado 

¿Empieza sus WhatsApps con un «hey, pivita» o algo del estilo en plan súper sobrado? ¡Pues mucho ojo con ese chico! Lo más probable es que quiera algo contigo, pero no entra en sus planes conseguirlo currándoselo y siendo legal. ¡Huye de él al grito de ya!

Se despide con…

 

Su nombre y un punto

Al loro, porque si ese chico firma los mensajes quiere decir que está marcando su territorio. ¡Y su territorio eres tú! Pero cuidado, tampoco es bueno que sea muy posesivo…

¿No se despide? 

Él acaba sus mensajes y ¡punto pelota! Es un chico súper seguro de sí mismo ¡y espera tu respuesta!

¡¡¡Una exigencia!!! 

Para él sólo existe una despedida posible: «Contesta». Ese chico es de lo más exigente pero ¡deja de correr! Eso significa que puedes contar con él siempre que lo necesites… y es que lo mismo que pide ¡lo da!

Su estilo es…

 

Abreviando a saco

Ese chico podría meter todo «El Quijote» en un sólo mensaje… Y es que abrevia tanto que tienes que leerte los mensajes ¡mínimo cinco veces para entenderlos! Pues abre bien los ojos, ese chico es súper imprevisible y nunca sabes por dónde ta saldrá aunque algo es seguro: ¡con él la fiesta está garantizada!

Pasando de ortografía

Si para él los acentos no existen y pasa por completo de todas y cada una de las normas ortográficas, no es que tenga un serio problema con las clases de lengua… ¡es que está hecho todo un inconformista! Para él las normas se han hecho para saltárselas y la rebeldía es lo que mueve su mundo. Vamos, que es el típico malote irresistible, ¡argh!

Una imagen vale más que mil palabras 

Lo suyo no es escribir… vamos, que nunca tendrá una lesión de dedo por la cantidad de mensajes que manda. Pero eso sí, el chico se lo curra y le da a las fotos que da gusto. ¿Que por qué deja que una imagen hable por él? Pues porque su timidez no le deja relacionarse contigo como le gustaría. Y es que nada le aterra más que decirte algo de lo que se pueda arrepentir al día siguiente… ¡aiss!

¿Emoticonos?

 

¡Por un tubo! 

Si en sus WhatsApps hay más emoticonos que pecas en la cara de Fernando Torres… ¡ese chico es un juerguista! Y no nos referimos a la play, ¡je! Aunque no sabemos decirte si se pasa de juerguista o es de los auténticos, ¡eso tendrás que descubrirlo tú!

 

Se queda corto… 

Si le da más bien poco a los simbolitos de su teclado, es porque quiere que tomes en serio lo que está diciendo. Pero eso no quita que se vuelva loco cuando tú le contestas con una radiante :), je…

Así reacciona…

 

Te contesta al momento

¿Aún no te ha dado tiempo a bloquear el teclado y ya te ha contestado? Pues es un chico híper atento y detallista. ¡Bien por él!

Los has visto más rápidos

Puede tardar hasta un par de días en contestarte… Cuidado, porque no actúa de mala fe, su problema más bien es que es un pelín dejado.

¡No te contesta! 

Lo lee al momento, sí, pero piensa que ya te contestará en persona… Al loro, porque más que dejado es un pasota. ¡Pasa tú también de su cara!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?