Ana Fernández te cuenta todos los secretos para una depilación perfecta

superpop-superpop-chicos-home-59
Ficha sus trucos para tener unas piernas sexys todo el año y estar siempre preparada para ir a la piscina, tener una cita perfecta o simplemente sentirte súper guapa… ¡Bye pelillos, hola shorts y minis! ¡Ah, y no te pierdas al final de este súper temazo cómo puedes ganar una de las fantásticas depiladoras Braun Silk-épil de nuestro Gran Concurso!

Antes de pillar la Braun y ponernos al lío… ¿qué truquitos nos puedes dar para prepararnos para la depilación, Ana?
—¡Fácil! Para preparar la piel antes de una depilación lo que recomiendo sobre todo es exfoliarse primero. Así la piel estará libre de residuos y piel muerta, y los poros estarán más abiertos y preparados para la extracción del vello. Otro truco es darnos una ducha caliente antes de depilarnos, ¡así los poros se abren más y la extracción del vello es mucho más sencilla! De hecho, es que es fundamental que antes de depilarnos la piel esté limpia y muy seca. Además, otro truquito viene en el mismo pack de Braun Silk-épil 5, ¡un guante de frío fantástico que ayuda a refrescar la piel! Se mete en el congelador y se aplica sobre la piel antes de la depilación para calmar y anestesiar un poquito la zona a depilar para que los tironcillos duelan menos, je, je. ¡Así ni te enterarás!

¡Cuántos trucos! Pues pasamos a la depilación. ¿Cómo se debe realizar una depilación ideal con Braun Silk-épil 5?
—Sobre todo si es la primera vez que se depilan, ¡es fundamental que todas las chicas usen la Braun Silk-épil! Porque si se empieza con cuchilla o algo así el vello crecerá con más fuerza, así que hay que echar mano de una maquinilla tan genial como ésta. Como la Silk-épil 5 tiene dos velocidades, es mejor empezar por la lenta hasta que poco a poco las chicas se vayan acostumbrando a esta nueva sensación.
En la depilación de las piernas, donde la máquina siempre tiene que estar colocada a 90 grados en relación a la piel, yo siempre empiezo desde abajo hacia arriba, desde los pies a las rodillas, porque así vamos de la zona más sensible a la menos sensible y de esa forma siempre vamos para arriba, a contrapelo. Los muslos es que son más «flojitos», por eso es mejor dejarlos para luego, para cuando ya nos hayamos acostumbrado a los tironcillos, que a veces da cosa.
El cabezal de esta nueva Silk épil 5 tiene además dos rodillos geniales porque cuando tú te la pasas ya te está raspando la piel, con lo cual no eres tan consciente de ese dolorcillo que tienes a causa de las pinzas. Te insensibiliza mucho y ya no dices ¡ostrasss! cada vez que te arranca un pelo. Gracias a ellos piensas «¡anda, esto me está raspando!», y no «¡¡¡me está arrancando los pelos, dueleee!!!». Eso es lo que más me gusta de la máquina.
Para acabar, recomiendo que después de la depilación las chicas se den una ducha para eliminar los pelillos arrancados que quedan sobre la piel y después es fundamental hidratar mucho la piel para que se recupere ¡y quede mucho más brillante!

Ana, ¿tú cómo recuerdas la primera vez que te depilaste?
—Yo fui tardía, tenía unos catorce años. Mi madre siempre usaba la Silk-épil, de las primeras que salieron, ella jamás utilizaba cera ni cuchillas, así que dije: ¡Pues yo como mamá! Se la pedí y al principio tengo que reconocer que me pareció una tortura, una sensación extrañísima que no esperaba porque yo siempre la veía a ella tan campante usarla sin problemas. Ella además leía revistas mientras se depilaba y estaba tan feliz, pero a mí la primera vez me pareció raro, era una sensación que jamás había tenido, era un dolorcillo raro. Pero con el tiempo el dolor al final hasta te gusta, es como cuando te haces un tatuaje. Es un dolor que al principio choca pero luego ya no es desagradable, la piel se acostumbra y se hace mucho más llevadero. Al final se convierte el algo como masoca, ¡y te gusta!

Ja, ja, ja, ¡tienes razón! ¿Tú también usas trucos como los que usaba tu madre para distraerte mientras te depilas y no pensar en los tirones?
—¡Sí, ja, ja, ja! Yo siempre me pongo música o me pongo a ver la tele, aunque casi siempre estoy con el móvil y con una mano me depilo mientras con la otra estoy escribiendo mensajes, je, je.
 
¿Y qué pasa si queremos depilarnos otras zonas más sensibles que las piernas? ¿Qué hacemos si queremos depilar ingles, axilas o vello facial o en zonas delicadas?
—¡No hay problema, está todo pensado! El pack Braun Silk-épil 5 incluye además un Bikini Styler para recortar y perfilar las zonas más íntimas, como la zona de las ingles o las axilas. Además, viene con dos cabezales diferentes adaptados a cada zona. Uno de ellos, uno que es muy chiquitito, ¡te sirve hasta para perfilarte las cejas, es una pasada!
De hecho, recomiendo que se use el Bikini Styler incluso para la zona posterior del muslo, pues ahí el vello es mucho más blandito y apenas se ve, y ahí es mucho mejor no arrancarlo si se puede evitar. Esta herramienta puede servir incluso para recortar el vellito que a veces sale alrededor del ombligo. Para mí, cuanto menos haya que arrancar pelillos, ¡mejor! Si no, siempre nos quedará la opción de decolorar, ¡que es ideal para cuando el vello es súper finito y está en zonas muy sensibles!

¡Eres toda una experta en depilación, Ana! Por eso, te vamos a pedir truquitos para situaciones S.O.S. Por ejemplo, para evitar que nos queden los poros muy abiertos y enrojecidos tras la depilación…
—¡Tranquis, chicas! Es evidente que cuando te depilas la piel reacciona y los poros se quedan un poco más abiertos y rojitos, y te asustas y dices ¡Dios mío, tengo una erupción en las piernas! Pero tranquis, chicas, que eso es una reacción normal en la piel y en un par de horas se quita. Lo que aconsejo es que las chicas no se depilen cinco minutos antes de salir o de una cita, ¡porque sobre todo las primeras veces la piel no está acostumbrada y se quedará enrojecida! Lo mejor es depilarse por la noche para que mientras duermes la piel se recupere, ¡y es fundamental hidratar la piel! Un truqui fantástico es ponerse aloe vera después de la depilación nocturna. ¡A la mañana siguiente tendrás unas piernas ideales!

¿Y qué podemos hacer con los pelillos subcutáneos, que son tan engorrosos?
—Si es muy pequeño, primero es fundamental dejarlo salir más porque, si no, ¡te puedes hacer un destrozo en la piel! Si ha salido un poquito, te puedes ayudar a eliminarlo con la pinza de depilar, sólo rascando un poquito ya puedes hacer que salga y quitarlo con la Silk-épil. Eso sí, ¡¡¡cuidado con los pelillos que se infectan!!! Hay algunos que nacen para adentro, sobre todo en la zona del bikini, y hay que tener cuidado para que se queden ahí atrapados, porque pueden salir granitos. Si ves que quedan subcutáneos y no pueden salir, ayúdalos con una pinza de depilar. La exfoliación también será tu aliada en esos casos, ¡seguro!

¿Qué trucos tienes para que la depilación dure más?
—Para eso no hay truco, pero lo cierto es que siempre que depiles arrancando, como con la Braun Silk-épil 5, el vello irá siendo cada vez más débil. La cuchilla hace el efecto contrario, el pelo sale más duro o más negro. Si arrancas tu vello y tienes una buen rutina de pasarte la máquina cada tres semanas, ¡cada vez te saldrá menos!

¿Y un truco para que no duela?
—¡¡¡Pero si no duele nada!!! Yo creo que esto es todo mental, es un dolor que las chicas aguantamos perfectamente. De todas formas el frío ayuda muchísimo, así que el guante que viene con el pack que promocionamos es ideal. Además, un truco para que la depilación duela menos es estirarte tú misma un poquito la piel de la zona que vayas a depilar. Así, con la piel tensa, ¡ni te enteras de los tirones!

Ana, tú eres una experta total en el tema pero, ¿has vivido alguna situación en la que hayas dicho: «Dios mío, ¡y yo con estos pelillos!»?
—¡Muchísimas, ja, ja, ja! Lo típico: que me he quedado sin ir a la pisci por no estar perfectamente depilada, o no poder ponerme un vestido sexy en una cita, ¡y eso sí que da rabia! De hecho, a veces también he tenido que hacer sesiones de foto que han surgido rápidamente y me he tenido que pasar la cuchilla porque no tenía tiempo de depilarme bien, ¡y luego me he arrepentido muchísimo! Lo ideal es mantener una rutina para estar siempre perfecta. Con Braun Silk-épil 5 sólo necesitas repasarte la piel cada tres semanas y así te asegurarás de tener unas piernas bonitas y perfectas siempre. Chicas, ¡que no os pille el toro! En cualquier momento un chico os puede pedir una cita ¡y ya sabéis que los pantalones largos los hemos enterrado! Sácate partido con minis y shorts ¡y conquístalo con unas piernas perfectas!

¡Tomamos nota, Ana! Y ahora clicka en este link y no te pierdas el Súper Concurso que te hemos preparado para poder conseguir una de las fantásticas Depiladoras Braun Silk-épil 5… ¡Participa ya!

Y si clickas aquí puedes ver todas las fotos de Ana Fernández como imagen de Braun Silk-épil 5

 Ficha sus trucos para tener unas piernas sexys todo el año y estar siempre preparada para ir a la piscina, tener una cita perfecta o simplemente sentirte súper guapa… ¡Bye pelillos, hola shorts y minis! ¡Ah, y no te pierdas al final de este súper temazo cómo puedes ganar una de las fantásticas depiladoras Braun Silk-épil de nuestro Gran Concurso!

Antes de pillar la Braun y ponernos al lío… ¿qué truquitos nos puedes dar para prepararnos para la depilación, Ana?
—¡Fácil! Para preparar la piel antes de una depilación lo que recomiendo sobre todo es exfoliarse primero. Así la piel estará libre de residuos y piel muerta, y los poros estarán más abiertos y preparados para la extracción del vello. Otro truco es darnos una ducha caliente antes de depilarnos, ¡así los poros se abren más y la extracción del vello es mucho más sencilla! De hecho, es que es fundamental que antes de depilarnos la piel esté limpia y muy seca. Además, otro truquito viene en el mismo pack de Braun Silk-épil 5, ¡un guante de frío fantástico que ayuda a refrescar la piel! Se mete en el congelador y se aplica sobre la piel antes de la depilación para calmar y anestesiar un poquito la zona a depilar para que los tironcillos duelan menos, je, je. ¡Así ni te enterarás!

¡Cuántos trucos! Pues pasamos a la depilación. ¿Cómo se debe realizar una depilación ideal con Braun Silk-épil 5?
—Sobre todo si es la primera vez que se depilan, ¡es fundamental que todas las chicas usen la Braun Silk-épil! Porque si se empieza con cuchilla o algo así el vello crecerá con más fuerza, así que hay que echar mano de una maquinilla tan genial como ésta. Como la Silk-épil 5 tiene dos velocidades, es mejor empezar por la lenta hasta que poco a poco las chicas se vayan acostumbrando a esta nueva sensación.
En la depilación de las piernas, donde la máquina siempre tiene que estar colocada a 90 grados en relación a la piel, yo siempre empiezo desde abajo hacia arriba, desde los pies a las rodillas, porque así vamos de la zona más sensible a la menos sensible y de esa forma siempre vamos para arriba, a contrapelo. Los muslos es que son más «flojitos», por eso es mejor dejarlos para luego, para cuando ya nos hayamos acostumbrado a los tironcillos, que a veces da cosa.
El cabezal de esta nueva Silk épil 5 tiene además dos rodillos geniales porque cuando tú te la pasas ya te está raspando la piel, con lo cual no eres tan consciente de ese dolorcillo que tienes a causa de las pinzas. Te insensibiliza mucho y ya no dices ¡ostrasss! cada vez que te arranca un pelo. Gracias a ellos piensas «¡anda, esto me está raspando!», y no «¡¡¡me está arrancando los pelos, dueleee!!!». Eso es lo que más me gusta de la máquina.
Para acabar, recomiendo que después de la depilación las chicas se den una ducha para eliminar los pelillos arrancados que quedan sobre la piel y después es fundamental hidratar mucho la piel para que se recupere ¡y quede mucho más brillante!

Ana, ¿tú cómo recuerdas la primera vez que te depilaste?
—Yo fui tardía, tenía unos catorce años. Mi madre siempre usaba la Silk-épil, de las primeras que salieron, ella jamás utilizaba cera ni cuchillas, así que dije: ¡Pues yo como mamá! Se la pedí y al principio tengo que reconocer que me pareció una tortura, una sensación extrañísima que no esperaba porque yo siempre la veía a ella tan campante usarla sin problemas. Ella además leía revistas mientras se depilaba y estaba tan feliz, pero a mí la primera vez me pareció raro, era una sensación que jamás había tenido, era un dolorcillo raro. Pero con el tiempo el dolor al final hasta te gusta, es como cuando te haces un tatuaje. Es un dolor que al principio choca pero luego ya no es desagradable, la piel se acostumbra y se hace mucho más llevadero. Al final se convierte el algo como masoca, ¡y te gusta!

Ja, ja, ja, ¡tienes razón! ¿Tú también usas trucos como los que usaba tu madre para distraerte mientras te depilas y no pensar en los tirones?
—¡Sí, ja, ja, ja! Yo siempre me pongo música o me pongo a ver la tele, aunque casi siempre estoy con el móvil y con una mano me depilo mientras con la otra estoy escribiendo mensajes, je, je.
 
¿Y qué pasa si queremos depilarnos otras zonas más sensibles que las piernas? ¿Qué hacemos si queremos depilar ingles, axilas o vello facial o en zonas delicadas?
—¡No hay problema, está todo pensado! El pack Braun Silk-épil 5 incluye además un Bikini Styler para recortar y perfilar las zonas más íntimas, como la zona de las ingles o las axilas. Además, viene con dos cabezales diferentes adaptados a cada zona. Uno de ellos, uno que es muy chiquitito, ¡te sirve hasta para perfilarte las cejas, es una pasada!
De hecho, recomiendo que se use el Bikini Styler incluso para la zona posterior del muslo, pues ahí el vello es mucho más blandito y apenas se ve, y ahí es mucho mejor no arrancarlo si se puede evitar. Esta herramienta puede servir incluso para recortar el vellito que a veces sale alrededor del ombligo. Para mí, cuanto menos haya que arrancar pelillos, ¡mejor! Si no, siempre nos quedará la opción de decolorar, ¡que es ideal para cuando el vello es súper finito y está en zonas muy sensibles!

¡Eres toda una experta en depilación, Ana! Por eso, te vamos a pedir truquitos para situaciones S.O.S. Por ejemplo, para evitar que nos queden los poros muy abiertos y enrojecidos tras la depilación…
—¡Tranquis, chicas! Es evidente que cuando te depilas la piel reacciona y los poros se quedan un poco más abiertos y rojitos, y te asustas y dices ¡Dios mío, tengo una erupción en las piernas! Pero tranquis, chicas, que eso es una reacción normal en la piel y en un par de horas se quita. Lo que aconsejo es que las chicas no se depilen cinco minutos antes de salir o de una cita, ¡porque sobre todo las primeras veces la piel no está acostumbrada y se quedará enrojecida! Lo mejor es depilarse por la noche para que mientras duermes la piel se recupere, ¡y es fundamental hidratar la piel! Un truqui fantástico es ponerse aloe vera después de la depilación nocturna. ¡A la mañana siguiente tendrás unas piernas ideales!

¿Y qué podemos hacer con los pelillos subcutáneos, que son tan engorrosos?
—Si es muy pequeño, primero es fundamental dejarlo salir más porque, si no, ¡te puedes hacer un destrozo en la piel! Si ha salido un poquito, te puedes ayudar a eliminarlo con la pinza de depilar, sólo rascando un poquito ya puedes hacer que salga y quitarlo con la Silk-épil. Eso sí, ¡¡¡cuidado con los pelillos que se infectan!!! Hay algunos que nacen para adentro, sobre todo en la zona del bikini, y hay que tener cuidado para que se queden ahí atrapados, porque pueden salir granitos. Si ves que quedan subcutáneos y no pueden salir, ayúdalos con una pinza de depilar. La exfoliación también será tu aliada en esos casos, ¡seguro!

¿Qué trucos tienes para que la depilación dure más?
—Para eso no hay truco, pero lo cierto es que siempre que depiles arrancando, como con la Braun Silk-épil 5, el vello irá siendo cada vez más débil. La cuchilla hace el efecto contrario, el pelo sale más duro o más negro. Si arrancas tu vello y tienes una buen rutina de pasarte la máquina cada tres semanas, ¡cada vez te saldrá menos!

¿Y un truco para que no duela?
—¡¡¡Pero si no duele nada!!! Yo creo que esto es todo mental, es un dolor que las chicas aguantamos perfectamente. De todas formas el frío ayuda muchísimo, así que el guante que viene con el pack que promocionamos es ideal. Además, un truco para que la depilación duela menos es estirarte tú misma un poquito la piel de la zona que vayas a depilar. Así, con la piel tensa, ¡ni te enteras de los tirones!

Ana, tú eres una experta total en el tema pero, ¿has vivido alguna situación en la que hayas dicho: «Dios mío, ¡y yo con estos pelillos!»?
—¡Muchísimas, ja, ja, ja! Lo típico: que me he quedado sin ir a la pisci por no estar perfectamente depilada, o no poder ponerme un vestido sexy en una cita, ¡y eso sí que da rabia! De hecho, a veces también he tenido que hacer sesiones de foto que han surgido rápidamente y me he tenido que pasar la cuchilla porque no tenía tiempo de depilarme bien, ¡y luego me he arrepentido muchísimo! Lo ideal es mantener una rutina para estar siempre perfecta. Con Braun Silk-épil 5 sólo necesitas repasarte la piel cada tres semanas y así te asegurarás de tener unas piernas bonitas y perfectas siempre. Chicas, ¡que no os pille el toro! En cualquier momento un chico os puede pedir una cita ¡y ya sabéis que los pantalones largos los hemos enterrado! Sácate partido con minis y shorts ¡y conquístalo con unas piernas perfectas!

¡Tomamos nota, Ana! Y ahora clicka en este link y no te pierdas el Súper Concurso que te hemos preparado para poder conseguir una de las fantásticas Depiladoras Braun Silk-épil 5… ¡Participa ya!

Y si clickas aquí puedes ver todas las fotos de Ana Fernández como imagen de Braun Silk-épil 5

 


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?