Al ordenar

superpop-superpop-chicos-vs-chicas-m-75

1

Chicos: ¿Ordenar? ¡Para qué! A ellos, eso de poner las cosas en su sitio ¡no les va nada! Sólo lo hacen si su madre les amenaza con quitarles… ¡la videoconsola!

Chicas:
Cuando eligen un modelito, pueden llegar a sacar ¡todo el armario fuera! Pero ¡ojo! enseguida lo ordenan todo, no vaya a ser que se les estropee… ¡su querida ropa!

2

Chicos: En la cabeza de los chicos, ordenar es sinónimo de ¡¡¡esconder las cosas!!! Ellos no guardan nada, sólo ¡cambian las cosas de sitio! Lo importante: ¡que no se vean!

Chicas:
Ellas se montan sus historias sobre el orden, y antes de guardar nada, tienen que decidir dónde irá cada cosa y ¡por qué! Son ¡¡¡súper meticulosas con su orden!!!

3

Chicos: En los cajones de su armario, los calcetines se mezclan con las camisetas y con los calzoncillos… ¡Les da igual! A ellos, lo que les importa es que ¡no les caiga la bronca!

Chicas:
Abrir los cajones del armario de las chicas es ¡como visitar un museo! Todo está dobladito, organizado por colores y ¡hasta por dibujos! ¡Son unas artistas del orden!

4

Chicos: Con lo único con lo que los chicos son ordenados es ¡con sus movidas tecnológicas! Los cables de la consola, el cargador del móvil… ¡Todo tiene que estar ok!

Chicas:
Ellas tienen una caja donde guardan todos los cables juntos: del móvil, de la cámara de fotos… Problema: ¡los meten de cualquier manera y les da igual que se líen!

5

Chicos: El día que ordenan el cuarto, los chicos ¡van a saco! Les da igual cuánto tiempo hace que tienen las cosas: si no las usan, ¡a la basura! ¡Son súper prácticos!

Chicas:
Ellas se pueden pasar mil horas calculando el valor sentimental de cada cosa antes de ¡decidir si la tiran o no! Les encanta guardar cualquier cosa… ¡de recuerdo!

6

Chicos: El único recuerdo que ellos nunca tirarían: ¡la bufanda de su equipo de fútbol preferido! Les recuerda aquel partido en que fueron al campo y su equipo ¡¡¡ganó!!!

Chicas:
Cada vez que tienen que tirar algo, lo pasan realmente ¡¡¡fatal!!! Son súper melancólicas y les cuesta mogollón ¡deshacerse de las cosas que les recuerdan algo!

7

Chicos: En lo único en que ellos pierden tiempo cuando ordenan es… ¡en poner todos los CDs de música dentro de su caja! Ya que ordenan, ¡que les sirva para algo!

Chicas:
Cuando las chicas se ponen a ordenar CDs, acaban dejándolos más desordenados ¡de como estaban al principio! De repente, los quieren escuchar… ¡¡¡todos!!!

8

Chicos: Para ellos, ordenar es todo un drama, pero limpiar su habitación… ¡es mucho peor! No entienden lo de tener que sacar el polvo. Para ellos, es ¡¡¡como un castigo!!!

Chicas:
De vez en cuando, ellas necesitan sacar el polvo de las estanterías, y, sobretodo, ¡de las fotos que tienen! Les encanta que sus friends las vean limpias y relucientes.

9

Chicos: Aunque parezca imposible, a los chicos les cuesta más encontrar las cosas cuando el cuarto está ordenado… ¡¡¡que cuando lo tienen patas arriba!!!

Chicas:
En su habitación, ellas pueden encontrar cualquier cosa ¡en un tiempo récord! Sus súper tácticas de organización les permiten saber dónde está todo.

10

Chicos: Pese al esfuerzo (o no) que les supone a los chicos ordenar su habitación, lo cierto es que… ¡no les dura nada! Al día siguiente, ¡vuelve a ser un campo de batalla!

Chicas: Ellas pueden mantener el orden muchos días, menos en un caso: que tengan… ¡una cita! Entonces, desordenarán todo lo que haga falta y más hasta dar con el modelito perfecto.


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?