A la hora de cortar

superpop-peque-29

1

Chicos: Son algo cobardicas y prefieren girar la tortilla para que sean ellas las que corten. Vaya jeta, ¿no?
Chicas: Son tope orgullosas y prefieren dejar a ser dejadas, no sea que los demás piensen que las han humillado. ¡Se rayan a saco con el qué dirán! 

2

Chicos: Pero si se deciden a cortar, ¡lo hacen a saco! No son capaces de contener las palabras, así que, de sopetón, pueden soltarle a la chica en cuestión, «¡aquí te quedas!».
Chicas: Ellas son algo más diplomáticas y preparan bastante el terreno, para que al chico no le pille por sorpresa, con la clásica frase «tenemos que hablar…». 

3

Chicos: Un día están colados de su chica hasta los huesos y, al día siguiente, ¡cortan! Actúan por ramalazos, así que si se les gira la olla, «¡bye, bye!».
Chicas: Si pasan por una fase de desenamoramiento, intentan arreglarlo antes de cortar, no sea que lo dejen y luego no haya marcha atrás… Y claro, le dan más vueltas al coco ¡que un ventilador! 

4

Chicos: A veces, saben que lo suyo ya no funciona, pero en vez de cortar, ¡le ponen los cuernos a su chica!
Chicas: Cuando todavía no saben cómo cortar, prefieren apagar el móvil y no dar señales de vida. Son más diplomáticas…

5

Chicos: No suelen contar a sus amigos que van a cortar con esa chica, porque entre ellos, ¡no hablan de eso!
Chicas: Normalmente, sus amigas se enteran de que van a cortar bastante antes que el pobre chico. ¡Se lo cuentan todo! 

6

Chicos: A la hora de cortar, ¡mienten! Suelen decir que no saben por qué cortan cuando, en realidad, ya suele haber otra chica que les pone… ¿Por qué, si luego es mucho peor?
Chicas: Aunque haya otra persona por medio, ellas prefieren echarse la culpa a sí mismas, porque hasta en ese momento quieren ser ellas las víctimas. ¡Qué morro! 

7

Chicos: Si se ven incapaces de cortar, se atreven a hacerlo a través de un amigo ¡o de un SMS! ¡Qué mal!
Chicas: Como ellas son unas cotorras que no veas necesitan hablar, así que si les cuesta dar el paso para cortar, optan por hacerlo ¡por teléfono! Y luego dicen de ellos… 

8

Chicos: Como casi todos son miedicas, prefieren hacerse los distantes para que ellas se rayen ¡y les pregunten qué pasa! Entonces, ¡lo sueltan!
Chicas: Tienen híper planteado y preparado el discursito de turno que le van a soltar al chico al que van a dejar.

9

Chicos: Si los dejan a ellos, intentan guardar la compostura y sueltan un «pues vale» aunque estén hechos polvo. ¡Ay, ese orgullo!
Chicas: Son más impulsivas y, o bien se ponen a gritar en plan broncas, o lloran mogollón, ya que no pueden evitar mostrar lo que sienten. ¡Es un mal trago para los dos!  

10

Chicos: Después de cortar, su rollo es «si te he visto, ¡no me acuerdo!» y tratan a su ex como a una más. ¡Hasta pueden simplemente volver a enrollarse con ella sin más!
Chicas: Van de misioneras y llaman a su ex en plan solidario para preguntarle cómo está. Y en el fondo, desean que esté ¡hundido!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?