Los Protegidos. ¡Hoy estreno! Todo lo que pasará

superpop-imagen-1-75

La huída de los Castillo
Los Castillo han derrotado a Padre, han conseguido lo que nunca pensaron que iban a lograr, vencer al que les había estado persiguiendo, a su enemigo. Y lo más importante, han conseguido que Jimena recuperare a su hija y que las dos vuelvan a estar juntas.  Después de mucho tiempo, la familia Castillo está al completo, Jimena vuelve a ver la sonrisa de su hija, vuelve a estrecharla entre sus brazos, a cuidarla y eso vale todo el dolor que ha vivido. Jimena está convencida de que nada las separará, ahora conoce su don, sabe que puede predecir el futuro, y nunca más volverá a dudar de ella. Pero ver el futuro muchas veces no es un don, sino una maldición, y Blanca lo sabe mejor que nadie. Justo en el instante en que más feliz está con su madre una imagen le viene a la cabeza. Es una premonición en la que ve cómo Padre entra en casa, mata a la familia y vuelve a secuestrarla junto a Carlos y Lucía. Blanca no puede mantener esto en secreto y se lo cuenta a toda la familia. Alarma general, no pueden quedarse en esa casa, Padre les encontrará, así que hay que largarse de Valleperdido antes de que Padre llegue y la premonición se cumpla. Tienen que evitar que el destino se cumpla.
Así, como una lucha contra su propio destino, empieza la huída de los Castillo. Una huída para escapar de un porvenir macabro e injusto que les irá persiguiendo allá dónde vayan. Porque Blanca no sólo tendrá una visión, sino varias, y en ellas Padre siempre acaba encontrándoles y lo peor, ellos siempre acaban muertos. La familia está en peligro y va a hacer todo lo posible por cambiar esa fatalidad, pero ¿Conseguirán escapar de este nefasto destino? ¿Volverán a Valleperdido o tendrán que empezar una nueva vida en otro sitio? ¿Lo harán todos juntos o separados?
Los Castillo tendrán que enfrentarse a todos estos misterios, y eso les obligará a tomar decisiones que nunca hubieran imaginado, decisiones difíciles de asumir, decisiones que sin duda lo cambiarán todo.
Culebra y la muerte de Víctor
La batalla con Padre ha traído muchos cambios. Algunos buenos, como el reencuentro de Blanca con su madre, pero otros no tanto, como la muerte de Víctor. Culebra está destrozado. En pocas horas pasó de saber que Víctor era, en realidad, su hermano, a ver cómo éste moría en sus brazos. Un duro golpe que le ha dejado sin fuerzas, abatido. Culebra todavía no entiende cómo no pudo reconocer a su propio hermano estando tan cerca de él, en la misma casa.
El recuerdo de su ropa, de su habitación, avivan en él el ansia de venganza, Culebra quiere que Padre pague por lo que le ha hecho a su hermano, por el falso odio que alimentó en su cabeza y por su muerte. Pero Sandra no lo va a permitir. Sandra no quiere que se enfrente a él, porque sabe que podría perder lo que más quiere en este mundo. Y eso la mataría a ella también. Así que intenta convencerle de que la venganza no sirve de nada, porque matar a Padre no le devolverá a su hermano. Pero, ¿conseguirá Sandra quitarle la idea de la cabeza? ¿Cumplirá su promesa de vengarse Culebra? ¿Escapará también Culebra de su destino o se enfrentará a él?
La venganza de Padre
Para Padre la batalla contra los Castillo ha sido un duro castigo. Pero lo peor, lo más duro, han sido las pérdidas. Víctor, al que él consideraba un verdadero hijo, le ha traicionado, y ha muerto por defender a su hermano. Y además, el resto de niños poderosos le han abandonado. Por primera vez Padre está solo, superado por una familia a la que él siempre había subestimado, y que al final le ha vencido. Pero, ¿cómo ha podido pasar? ¿cómo han podido ganarle esa familia formada por Mario y Jimena, ese par de inútiles?
Padre, atormentado, no entiende nada, hasta que encuentra la clave, la explicación a todo… A su derrota, al abandono de sus niños, a la muerte de Víctor. Entonces, Padre trama un plan para vengarse de los Castillo.
Padre se vuelve a enfrentar a los Castillo pero algo inesperado pasa en ese encuentro, algo providencial que afecta a nuestros protagonistas. ¿Se cumplirá la premonición de Blanca y Padre los matará? ¿Conseguirán los Castillo romper esa premonición? Todo está en manos del destino.
Rosa  enterrada
Antonio ha ganado un sillón masajeador en la tómbola de las fiestas de Valleperdiddo. A Rosa le parece horroroso, es un monstruo de polipiel que le hace daño a la vista, así que obliga a su marido a que lo meta en la caja de nuevo y llame a los transportistas para que lo recojan. Mientras, Rosa ha visto a Blanca y a Jimena juntas y se queda extrañada. ¿Otra niña en esa casa? ¿Quién será y de qué le suena? Rosa sospecha que hay gato encerrado y, sin que Antonio lo sepa, se pone a investigar en la base de datos de la policía. Y bingo, Rosa ve a Blanca en la sección de niños desaparecidos y alucina.
Somete a un interrogatorio a Lucía y a Carlitos, en el que Lucía le lee la mente y descubre todo lo que sabe. La familia está en peligro, tienen que impedir que Rosa salga y lo cuente. Así que Carlitos, sin más remedio, la deja KO. Pero escuchan a Antonio y se ponen más nerviosos ¿Qué hacen ahora con Rosa? Carlos mira a su alrededor, ve una caja grande y con mucho esfuerzo consigue meterla dentro. Pero lo que los niños no se pueden imaginar es que esa es la caja del sillón y los transportistas vienen a recogerla. ¿Se dará cuenta Antonio que Rosa está ahí antes de que los transportistas se la lleven? ¿O acabará Rosa rumbo a Dios sabe dónde encerrada en dos metros por dos…? El destino de Rosa también está en juego…
La mujer en el origen de todo
Una mujer desconocida hasta ahora por nosotros es entrenada duramente con diferentes niños con poderes. Su misión es urgente, seguir muy de cerca a la familia Castillo, pero sus intenciones no son del todo claras. ¿Es buena o mala? ¿Quién es exactamente esta misteriosa mujer? ¿Cuál es su pasado? ¿Qué quiere hacerles a los nuestros?


6 comentarios


¿Y tú qué opinas?