Lady Gaga. ¡Se pega un buen tortazo!


Es lo que tiene vivir al límite… ¡que te pasan estas cosas! Resulta que Lady Gaga estaba dándolo todo en uno de sus conciertos y decidió subirse a un piano para darle caña a su actuación, con tan mala suerte ¡que la banqueta se cayó y Lady Gaga acabó de culo contra el suelo! Eso sí, ¡para que no se diga! La cantante no paró la actuación ni un segundo, de hecho siguió cantando ¡como si nada!


No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?