Fin de Año: las tradiciones más curiosas del mundo

superpop-superpop_noti_tradiciones

Seguro que ya tienes preparadas las 12 uvas y tu ropa interior de color rojo para despedir este año y darle la bienvenida al 2015 ¡atrayendo la buena suerte! Todos seguimos esta tradición pero en el mundo existen otras tradiciones igual o más de curiosas… ¡Fíchalas aquí!

Comer lentejas en Italia:Aunque no es que apetezcan mucho en Nochevieja, en Italia tienen la tradición de comer un plato de lentejas el día de Fin de Año para atraer la riqueza y el dinero: cuantas más se coman, más pasta atraes a tu vida.

Lluvia de besos en Estados Unidos:¡Esta tradición nos mola! En EEUU, si quieres atraer el amor para el año que empieza, lo primero que tienes que hacer una vez suenen las campanadas… ¡es elegir a una persona y besarla! Los estadounidenses creen que recibir un beso antes o después de las 12:00 de la noche asegura que no se estará solo durante los 365 días siguientes. 

Cubos de agua en Uruguay:La noche del 31 de diciembre, en este país tiran un cubo de agua por la ventana de las casas para alejar los malos rollos y dejarlas limpias de cara al año nuevo. 

Quemar lo negativo:En México, Perú y Venezuela queman un muñeco hecho con trapos y cohetes para eliminar lo negativo que haya podido pasar en el año que se despide y atraer la buena suerte para el nuevo año. 

Romper platos en Dinamarca:¿Te imaginas una comida de Año Nuevo donde acabes rompiendo toda la vajilla de tu madre? ¡Pues así sería si vivieras en Dinamarca! Allí es tradición romper platos el día 1 y ponerlos en la puerta de tu casa ya que simboliza que tienes muchos amigos. Para Nochevieja, lo que hacen es subirse a una silla en la primera campanada y saltar hasta que suena la número 12 para atraer la buena suerte.  

Llegar el primero:En Londres, celebran una carrera en la que tienes que correr a casa de tus amigos o familia justo después de las campanadas para ser el primero en llevarles la buena suerte. 

¿Qué te parecen estas tradiciones? ¿Practicarías alguna de ellas?


2 comentarios


¿Y tú qué opinas?