Angry Birds. ¡Un pastel para jugar!


¡Menuda suerte la de este chico con un padre tan cañero y artista! Loco por los Angry Birds, su padre se pasó 10 horas haciéndole un pastel idéntico al famoso juego Angry Birds. ¡Pero lo mejor es que se puede jugar con él! Así que el chico tardó sólo 2 minutos en destruirlo por completo… Una pena porque el pastel era una auténtica pasada ¡pero se lo pasaron genial jugando al Angry Birds más dulce de todos!



No hay comentarios

¿Y tú qué opinas?