Amanecer Parte 1. Sus claves y fotos mejor guardadas sólo aquí

superpop-noti_horizontal_am-2

Por fin han salido a la luz las imágenes más deseadas de Amanecer Parte 1, ideales para los que todavía no la han visto y emocionantes para los que ya han ido al cine y quieren revivir el momento… ¡de la boda! Gracias a esta conocida revista americana, podemos ver con detalle el momento del «sí, quiero» y el espectacular vestido de Bella. ¡Oooooh! Además, hemos conocido muchos más secretos de la peli y del rodaje ¡que te encantarán! Aquí los tienes, disfruta de todo:
– ¡El vestido de diseño de Bella está valorado en la vida real en más de 25.000 euros!
– Según la diseñadora, Carolina Herrera, Kristen «actuó en la boda como una novia de verdad. Ella estaba realmente conmovida». ¡Y es cierto!
– Se casaron bajo 160.000 glicinias (un tipo de flor). Y costó 2 días de rodaje intenso hacer la escena de la boda. ¡¡¡Dos días para una sola escena, eh!!!
– El vestido tiene una parte frontal súper tapada y recatada, pero una espalda de lo más sexy. Y en la espalda hay 152 botones, rodeados de un marco de encaje francés relleno con tela de raso. «La parte de atrás es la gran sorpresa… muy romántica», dice Carolina Herrera.
– Pero hay más detalles: telas de encaje y 17 botones adornan cada manga. ¡Cuánto curro!
– Los zapatos de la novia. Bella dijo «sí, quiero» con unos Manolos. Herrera colaboró con su compañero Manolo Blahnik para crear los tacones de satín con joyas incrustadas de Bella. Cuatro meses, 12 bocetos y tres prototipos después, nacieron los zapatos Manolos de Bella… ¡que estarán en las tiendas el próximo año!!! ¡Uauh!
– Carolina Herrera diseñó el vestido, pero fue después de que la autora Stephenie Meyer y el director Bill Condon eligiesen uno de 10 bocetos iniciales. Herrera necesitó a 4 costureras más y 6 meses para crear el vestido ¡¡¡hecho a mano!!!
– La casa de la luna de miel es un mágico escondite brasileño que existe de verdad. Se trata de un palacio llamado Casa Dino, una enorme mansión de 11 hectáreas situdado en una zona de Brasil a la que sólo se puede llegar por barco o helicóptero.
– ¿Y el bebé? Fliparás, porque para esta entrega «se usó un bebé mecánico de goma la mayor parte del tiempo», según cuenta Nikki Reed.


20 comentarios


¿Y tú qué opinas?